Noticias Diario Bucaramanga

Patojiando: La brújula perdida o…

0 0


Estaba Aquiles haciendo su siesta cuando sonó su celular, se desperezó y tomó su teléfono. Sí, con quien hablo.? Al otro lado se escuchó una voz y Aquiles emocionado le dice: Mi querido amigo ¿cómo has estado? ¿Cuéntame? Mira Aquiles, le dice el amigo: según ‘las malas lenguas’ parece que hay un caos al interior de la gobernación y nadie sabe qué hacer. Aquiles le interrumpe: cómo así.? Pues, mira Aquiles, mi sobrina, que hace parte de un colectivo de mujeres, me comentó que hace unos días hicieron una campaña para el día de la mujer, desde la Secretaria de la Mujer, la cual fue un total fracaso, lo que llevó a que los mismos colectivos se enojaran y enviaran cartas de protesta. Y, cual fue la respuesta de la Gobernación, le indagó Aquiles, te cuento que hasta la fecha ninguna le respondió el amigo; Aquiles solo atina a decirle: con tanto hermetismo, creo que no tendrán respuesta.

JEP estudia protección a abogados de víctimas por perfilamientos ilegales – JEP Colombia – Justicia

2 0



La Jurisdicción Especial para la Paz (JEP) comenzó un nuevo estudio de medidas de protección. Esta vez, sobre los abogados y representantes judiciales de las víctimas acreditadas en el caso 03, conocido como el de ‘falsos positivos’ o de muertes ilegítimamente presentadas como bajas en combate.

Este proceso tiene que ver con los presuntos perfilamientos ilegales conocidos por la opinión pública contra cerca de 130 personas, entre las cuales también están periodistas y políticos.

La Sección de Ausencia de Reconocimiento de la JEP estudiará medidas cautelares debido a que grupos de abogados, representantes de víctimas y defensores de derechos humanos, presentaron un memorial en el cual indican los incidentes. Los califican como riesgos desproporcionados contra su integridad personal, seguridad e intimidad como intervinientes especiales en el caso 03.

(Le puede interesar: A juicio disciplinario dos generales (r) por perfilamientos ilegales)

Se trata de actos de perfilación, vigilancia, seguimientos, hostigamientos y revisión de información pública en redes sociales que, según los denunciantes, constituyen actos ilegales de inteligencia en su contra.

El estudio incluye a 14 abogados: Reinaldo Villalba Vargas, Soraya Gutiérrez Argüello, Sebastián Felipe Escobar Uribe, Franklin Castañeda Villacob, Daniela Stefanía Rodríguez, Blanca Irene López Garzón, Óscar Pardo León y Olga Silva López, César Santoyo Santos, Liliana Castillo Hernández, Sergio Arboleda, Alberto Yepes, Juan Carlos Niño Camargo y Manuel Alejandro García.

Estos pertenencen al Colectivo de Abogados José Alvear Restrepo (Cajar), al Movimiento Nacional de Víctimas de Crímenes de Estado (Movice), al Comité de Solidaridad con los Presos Políticos (CSPP), a la Corporación Jurídica Yira Castro (CJYC), a Humanidad Vigente Corporación Jurídica (HVCJ), al colectivo sociojurídico Orlando Fals Borda (COFB), a la Asociación Minga, a la Corporación Jurídica Libertad, al Observatorio de Derechos Humanos de la Coordinación Colombia Europa Estados Unidos (CCEEUU), a la Comisión Colombiana de Juristas y a la Comisión Intereclesial de Justicia y Paz.

(También le recomendamos: El caso de ‘brujería’ en la Dian que llevó a juicio a militares)

Se realizarán análisis de riesgo urgentes a cargo de la Unidad de Investigación y Análisis de la JEP. Esa entidad también debe, por orden de la magistratura, hacer un análisis de contexto sobre la situación de vulnerabilidad de los defensores de derechos humanos que participan como abogados en el caso de ‘falsos positivos’.

En el estudio, la JEP también solicitó informes sobre las investigaciones adelantadas respecto a estos perfilamientos, que se hicieron desde varios batallones donde funcionan oficinas de inteligencia y contrainteligencia militar. Estos informes fueron solicitados a la Corte Suprema, la Fiscalía General y la Procuraduría.

El caso 03 investiga los hechos cometidos por miembros de la Fuerza Pública como ‘falsos positivos’. La JEP informó que, hasta la fecha, 2.680 miembros o exmiembros de la Fuerza Pública han sido sometidos a la JEP y, de estos, 2.011 estarían involucrados en esos hechos de ejecuciones extrajudiciales.

(Lea también: Coronel (r) Rincón describe cómo se ejecutaban los ‘falsos positivos’)

Los militares activos y retirados han rendido 225 versiones y unas 10 más ya fueron programadas. Entre estos, 146 suboficiales, 43 oficiales subalternos, 12 oficiales con rango de Mayor, 9 con rango de Teniente Coronel, 7 con rango de Coronel y 4 generales.

JUSTICIA
Twitter: @JusticiaET
Justicia@eltiempo.com

Apoyo a familias de Guachené y Puerto Tejada

2 0


10:51 am 29-mayo

Con Telemedicina ha realizado 3.000 consultas mensuales en los servicios de medicina general y especializada.

Las actividades dirigidas a la comunidad, como consultas médicas, asesorías, clases, seguimiento y acompañamiento, se realizan por medio de plataformas virtuales adaptándose a las limitaciones de conectividad presentes en la región. / Fotos suministradas – El Nuevo Liberal.10

La Fundación Propal, comprometida con el cumplimiento de las normas sobre aislamiento social y teniendo como prioridad la seguridad de la comunidad y la de su equipo humano, se ha venido reinventando en el trabajo social que desarrolla con las comunidades vulnerables del Norte del Cauca, a través de la modalidad de teletrabajo y teleconsulta en sus programas de salud, generación de ingresos, educación con énfasis en primera infancia y de buena vecindad.

Las actividades dirigidas a la comunidad, como consultas médicas, asesorías, clases, seguimiento y acompañamiento, se realizan por medio de plataformas virtuales adaptándose a las limitaciones de conectividad presentes en la región.

En esta temporada de aislamiento obligatorio, para la atención médica se dispone de 4 médicos especialistas, 3 médicos generales, 1 nutricionista, 1 psicólogo, y el resto del servicio de la IPS está trabajando en forma presencial observando normas de bioseguridad.

La IPS de la Fundación Propal, ubicada en Puerto Tejada (Cauca), se encuentra operando mediante la modalidad de teleconsulta, atendiendo un promedio de 3.000 consultas mensuales en los servicios de medicina general y especializada en ginecología, medicina interna y pediatría, psicología y nutrición. Para los programas de crecimiento y desarrollo, hipertensión y diabetes y control prenatal se está realizando telemonitoreo.

La modalidad de atención presencial se continúa prestando para los servicios prioritarios en los casos estrictamente necesarios, con un promedio mensual de 5.600 consultas, fundamentalmente en exámenes de laboratorio clínico prioritarios, ecografías para mujeres embarazadas, consultas médicas y urgencias odontológicas.

Entrega de mercados

Otro de los frentes importantes de trabajo de la Fundación Propal es ayudar a las familias que quedaron sin sustento por el aislamiento obligatorio. Emprendió dos jornadas de entregas de mercados a la población más vulnerable que no cuenta con trabajo formal, como vendedores de boletas, moto-taxistas y población general que vive de la economía informal.

La Fundación Propal, que obtiene sus recursos de Carvajal Pulpa y Papel, aportó $14 millones para la entrega de mercados a 350 familias de los municipios de Puerto Tejada y Guachené; mercados con alimentos básicos y no perecederos de la canasta familiar.

Además, gestionó con Propacífico otros 1.000 mercados que fueron entregados en la zona rural y urbana, beneficiando a igual número de familias de Puerto Tejada y Guachené. Para las entregas, la Fundación Propal trabajó articuladamente con las Alcaldías municipales, la Policía Nacional, la Fudra No. 4 del Ejercitó Nacional y los Organismos de Socorro.

Clases virtuales de música

Con el fin de contribuir a que los niños y niñas tengan un uso adecuado del tiempo, la FundaciónPropal, cuenta con una escuela de violín y violoncello, en la que dicta clases de música para los 30 participantes del programa.

Durante la época de aislamiento obligatorio, las clases se realizan de manera virtual por medio de plataformas como Zoom y WhatsApp, permitiendo que los estudiantes continúen con los módulos y/o niveles donde se encontraban en sus clases presenciales. Los avances durante este proceso han sido muy significativos ya que han permitido que los niños y niñas logren afinar su instrumento, repasen la escala correspondiente al nivel donde se encuentran, recuerden las lecciones del libro de la metodología Suzuki y realicen ejercicios para el próximo encuentro.

loading…

Borrón y ¿cuenta nueva? | El Nuevo Liberal

2 0


11:12 am 29-mayo

PALOMA VALENCIA

Senadora de la República

El proyecto de ley “borrón y cuenta nueva” que busca borrar de las centrales de riesgo crediticias las calificaciones negativas por el no pago de deudas; pese a sus buenos propósitos puede tener un efecto adverso. Fedesarrollo trajo al debate el caso de Chile donde una ley similar aprobada en 2012 generó un incremento de 5,3 puntos en las tasas a pequeños créditos a partir de su promulgación; mientras los grandes créditos permanecieron estables.

La aprobación de un crédito y tasa de interés están estrechamente vinculadas al riesgo, y a la percepción de riesgo. Estos se miden a través de diferentes variables, tales como los ingresos, el capital, el tipo de negocio, y en especial el comportamiento crediticio de las personas o los negocios. Si no hay ninguna información sobre ese comportamiento, el riesgo aumenta; pues no hay como reemplazar esa información. Según el reporte de marzo de la Situación del Crédito en Colombia expedido por el Banco de la República, los bancos responden que el 30% de la decisión a la hora de otorgar un crédito es el historial en las centrales de riesgo. Las cooperativas- donde asisten los pequeños empresarios y consumidores- llegan a constituir el 40% de la decisión. Dado que con este proyecto no va existir esa información, los créditos para quienes no tienen mucha información adicional (es decir los pequeños negocios) van a volverse en extremo difíciles.

Es poco probable que quien tenía malos reportes –que ahora desaparecen- puedan acceder a un crédito, salvo que tenga mucha información financiera adicional que le permita solventar la falta de aquella. Aún si lo obtuviera, será más caro. Si el banco no puede distinguir entre buenos o malos clientes, si el banco no tiene información, ese cliente sin información termina asimilado a un mal cliente.

De cada 100 pesos que usted tiene en cuenta de ahorro, el banco guarda 8 y presta 92. El mayor riesgo del sistema es que los deudores no paguen; el banco sólo tendría reservados 8 pesos para devolverle. Por eso, los bancos son extremadamente cautelosos a la hora de otorgar un crédito; minimizando así la posibilidad de no pago. Esto lo hemos notado con la caída del monto prestado por los bancos durante la pandemia. Desde que empezó la cuarentena han caído drásticamente los desembolsos de los bancos en créditos ordinarios y están casi desaparecidos los microcréditos.

Por esta razón, el Gobierno Nacional dio garantías del 90% de los préstamos a empresarios para que los bancos empezaran a desembolsar dinero. Aun así, pasadas cinco semanas solo se han desembolsado 2,3 billones de pesos de los 15 billones disponibles para garantías.

En resumidas cuentas; entre menos información tengan las entidades financieras, mayor es el riesgo, y por lo tanto mayor va ser la tasa de interés. El proyecto hubiera sido efectivo si, en vez de eliminar la información, se hubiera buscando un sistema de garantías estatales que hiciera atractivo prestarle a quienes tenían malos reportes. Ojalá nos equivoquemos, pues es preocupante en medio de esta pandemia este experimento.

loading…

Corte Suprema ratifica condena contra Aida Merlano pero baja su pena a 11 años – Cortes – Justicia

4 0



La Corte Suprema de Justicia ratificó la condena contra la excongresista Aida Merlano por corrupción electoral, pero le bajó la pena que inicialmente estaba en 15 años de prisión, y ahora la estableció en 11 años y cuatro meses. 

La Corte ratificó la sentencia que se dictó en su contra por los delitos de corrupción al sufragante, concierto para delinquir o tenencia ilegal de armas de fuego de defensa personal. 

Al tomar esta decisión de segunda instancia, la Sala de Casación Penal remitió la sentencia a la Mesa Directiva del Senado de la República para que establezca la silla vacía de la curul que tenía Merlano. 

(Lea también: Merlano dice que su mamá está dispuesta a declarar desde Venezuela). 

Esa curul había sido ocupada por la senadora Soledad Tamayo, quien había sido posesionada en una polémica decisión por el entonces presidente del Senado, Ernesto Macías. 

Por eso, la Corte compulsó copias a la Procuraduría General para que investigue “la posible omisión de hacer efectiva esta figura cuando fue capturada la electa senadora”. 

“Los congresistas –como Aida Merlano, elegida y reconocida como tal por el Consejo Nacional Electoral–, en los términos del artículo 134 de la Constitución Política, ‘solo podrán ser reemplazados en los casos de faltas absolutas o temporales que determine la ley’, y ‘en ningún caso’, cuando son condenados por delitos contra los mecanismos de participación democrática”, aseguró la Corte Suprema de Justicia. 

Así, dice la Corte, esta esta una sanción de orden constitucional que no necesitaba ningún desarrollo legal para poder ser aplicada, y que no puede someterse al régimen de faltas absolutas o temporales porque, si fuera así, la sanción que prevé la Constitución no podría aplicarse. 

La Corte cuestionó que se haya permitido reemplazar a Merlano y llenar su curul, ya que consideró que era claro que no se podía reemplazar “a quien es constitucionalmente irremplazable” por haber sido capturada, además de que el partido ya se había beneficiado al sumar “al total de votos los que provienen del delito, afectando la cifra repartidora que permite ingresar al Congreso de la República a personas que de otra manera no accederían a esa dignidad, en perjuicio de quienes actuaron en el marco de la ley”, afirma la corporación. 

JUSTICIA

A propósito de la lucidez y el valor de esperar

2 0


11:12 am 29-mayo

ELKIN QUINTERO

lefranz2020@gmail.com

“La libertad de expresión es decir lo que la gente no quiere oír”

George Orwell

Hoy por el territorio nacional la lucidez en la toma de decisiones escasea. Ella supone la resistencia a las consecuencias del odio, el culto a la fatalidad y la vanidad y al coqueteo incestuoso de la corrupción.

En épocas de pandemia, los medios utilizados para robar y censurar, así como las formas para disfrazar la verdad y crear cortinas de humo debe invitarnos a conocer las causas del aislamiento obligatorio. Porque nada que pueda excitar el odio y provocar desesperanza de la angustia a la muerte y al hambre debe gobernar nuestras conciencias.

Muchos con el valor de esperar han considerado como único medio de expresión la ironía y lo han hecho como un arma sin precedentes contra los todopoderosos de este país, porque una verdad expresada en tono dogmático es censurada al punto de ocasionar el exilio, el fracaso político o la muerte, mientras que la misma verdad dicha humorísticamente, pareciera que no causa escozor, pero en este espacio de América del sur también se mata por esa razón. Sin embargo, hoy debemos ser necesariamente irónicos para expresar nuestra inconformidad o dolor, aunque sea para defender los sagrados derechos de la vida, la educación, la salud y a la vivienda. Pero en épocas de Covid-19, la verdad y la libertad ya no son los amantes exigentes y han tenido que ir a dormir con hambre y frío.

Sin embargo, los medios de comunicación constantemente siguen bombardeando con amenazas, supresiones, persecuciones, y quizás sin culpa, aunque eso lo dudo, encuentran generalmente el efecto contrario al que se proponen. Por lo tanto, debemos considerar que por una paradoja curiosa pero evidente la obstinación por el poder y el dinero jamás se pondrán al servicio de la objetividad y la tolerancia. Y este sentido, debe aparecer la conciencia como medio de inflexión y reflexión frente a la noticia falsa y que solo es verdad en la el discurso porque en la realidad es una mentira más.

Por eso, debemos recordar que la conciencia ha sido uno de los fundamentos de toda la construcción de la moral actual y lo que hace posible un comportamiento humano responsable. En ese orden de ideas, al formular un juicio ético concreto estamos ya afirmando la misma posibilidad humana de comprometerse moralmente, la íntima responsabilidad moral de la persona y es allí donde se evidencia, entonces, la inevitable ética de la trama humana.

Lo anterior nos permite señalar, entonces, que la conciencia moral es una de las mediaciones que se constituye en el punto de convergencia de otras en el proceso de convivencia de la persona humana y frente a las situaciones exageradas y descaradas generadas por los actos de corrupción, es válido un actual debate sobre la naturaleza de la moralidad de nuestros líderes y lideresas, porque la cuestión de la conciencia se ha convertido en el punto crucial de la discusión en todas las esferas sociales, especialmente en el campo de la política.

Quizás sería sano, si el debate girará en torno a los conceptos de libertad y de norma, de autonomía y de heteronomía, de autodeterminación y de determinación mediante la autoridad y el ejemplo.

Nuestro tiempo está inundado de imágenes, signos, palabras y gestos que incitan a la toma de conciencia; además, se la presenta como baluarte de la libertad frente a las limitaciones de la existencia impuestas por la autoridad en un estado social de derecho y por el consumismo exagerado del siglo XXI.

Por lo tanto, la conciencia moral constituye una de las mediaciones centrales e insustituibles en el proceso de la identidad personal. Y se instituye como la respuesta, desde la libertad humana, a la acción opresora de la corrupción. Urge la permanente y renovada reflexión entre conciencia y libertad, enfocada desde la perspectiva del proceso del mejoramiento de vida de la persona humana.

loading…

Parábola del enemigo invisible y las alianzas de la droga

2 0


11:13 am 29-mayo

MATEO MALAHORA

mateo.malahora@gmail.com

A pesar de que obstinadamente sostenían que no lo habían visto, la sospecha y el pánico se apoderaron de los habitantes del país y, pese a que aseguraban que el enemigo no existía, no significaba que el potencial peligro fuera imaginario y se descartara su existencia.

La verdad es que “la peste”, como identificaba la gente al Corona Virus, se lanzó agresivamente sobre pueblos y ciudades, se  convirtió en alto riesgo social, con disposición de arrasar la tranquilidad y el sosiego de sus moradores.

Primero se supo que, en absoluto secreto, sus voceros y delegados, astutos y ladinos, sostuvieron conversaciones con altos funcionarios del Estado, de moral endeble y floja, proclives a la corrupción, contagiables por el dinero fácil, para obtener de ellos información privilegiada, que le facilitara al virus lanzarse con familiaridad sobre la  incertidumbre de los hombres y mujeres que, sobrecogidos y aterrados, llegaron a difundir un presunto encuentro de enigmáticos y turbios personajes de un país asiático con delegados de la ONU en New York, para entregarles el Acta de Defunción de la Humanidad.

Y no era para más, la noticia por las  redes sociales adquirió la dimensión de pánico, pavor y espanto, hizo palidecer a la Nación, tanto que la Fuerza Pública, ante la inminencia de alteraciones de orden público y la declaratoria de estado de conmoción interior, se acuarteló y, en esas circunstancias, ocurrió un acontecimiento insólito, pocas veces registrado en la historia de la institucionalidad republicana; algunas de sus unidades, presas de miedo, sin ética militar, laxas y blandas en virtudes como lealtad, cumplimiento del deber, espíritu de cuerpo y subordinación al derecho, transgredieron la disciplina y pactaron, a la sombra, causa común con grupos paramilitares, malhechores y bandidos, con el pretexto de hacerle frente al enemigo, que,   según los medios de comunicación, sus  fuerzas habían sido entrenadas en China, bajo el espíritu del guerrero milenario Sun Tzu, autor de El Arte dela Guerra, maestro de maestros en artes militares.

Reuniones iban y venían en los mejores clubes   sociales del país, propiedad de un séquito de empresarios aristócratas del dinero. Con los días, en uno de ellos, con estrambóticos arreglos y adornado con plantas alucinógenas, tomó la palabra un representante del Clan de la Bahía y dijo:

“La vida no es sino un fogón donde fundimos  y cocinamos heroísmos y valentías, nosotros somos militantes de esa próspera y floreciente empresa que se llama  bonanza, es hora de transgredir la moral y las buenas costumbres, en nuestro haber político y social hay ‘ciudades sin tugurios’ y protección, defensa y fomento del fútbol, el horizonte está despejado, tenemos  que alcanzarlo, muy a pesar de los moralizadores del Estado, la droga, el opio y los estupefacientes, son la medida de todas las cosas. Dios, la Nación, la Sociedad, la Historia, el Mercado y millones de consumidores norteamericanos están con nosotros”.

Y, tratándose de una devastadora y catastrófica realidad, sin precedentes en la historia nacional, buscaron un lema que les sirviera para cohesionarlos y borrar las diferencias que los enfrentaban en uniformes, fusiles y bayonetas.

Fue, entonces, cuando uno de los bandidos desempolvó la frase de un guerrero milenario chino que alguna vez dijo: “El enemigo de mi enemigo es mi amigo”.

Las   autoridades, al conocer la crítica situación, consideraron que era “la consecuencia de la dinámica del conflicto e imposibilidad de ejercer un control territorial pleno”, como rezaban los comunicados.

La obscena alianza se había consumado. El que fungía como moderador dijo entre aplausos y ovaciones:

“Aprovechemos el momento de confusión y desconcierto pandémico, es tiempo de evaporar opositores, en otros períodos los agroindustriales nos apoyaron, ahora podemos nuevamente convocarlos, somos expertos en suprimir antagonistas y desvanecer adalides populares que se opongan. Fumemos la pipa de la coca por ahora, ya llegará el tiempo de fumar la pipa del opio y la heroína”.

El Enemigo Invisible.

loading…

Editorial: Los parques, su entrega y mantenimiento

2 0


11:14 am 29-mayo

Por estos días en que solo hablamos de pandemia, aislamiento y cuarentena, debemos mirar hacia los parques de la ciudad, espacios comunes que deberían de convertirse en un elemento citadino de gran valía para poder soportar todo lo relacionado con la distancia social y el estrés de estar encerrado en las viviendas.

Infortunadamente y casi desde el mismo momento en que las obras terminaron, vienen en aumento las quejas de las comunidades por el deterioro de estos espacios que, con esfuerzo y una inversión alta de regalías, dejó la administración seccional anterior. Fueron más de 19 parques biosaludables los que se dieron al servicio para Popayán; también se intervinieron con limpieza, recuperación vegetal y mantenimiento muchos otros espacios comunes. Y todo esto sin contar todos esos atisbos de negligencia que mostraron nuestros administradores políticos, tanto de la Alcaldía como de la Gobernación, en cuando a los trámites y las diligencias que se tenían que ejecutar para la entrega y el manejo de estos renovados puntos de encuentro para la comunidad.

La gente está molesta porque, en muchos de estos casos, los ciudadanos por primera vez contaban con un parque. Entendieron y disfrutaron de este sitio de encuentro y sus opciones de esparcimiento. Supieron lo que significaba contar con un lugar para los juegos de los niños, para caminar y hacer gimnasia, donde antes, en muchos casos, había un lote abandonado e inseguro para todos. Vivieron el parque como un espacio necesario para la salud física y emocional de chicos y grandes.

Los parques generan calidad de vida para los ciudadanos, pero también se desgastan: el clima, el mal trato de los usuarios y el paso del tiempo deterioran cualquier instalación, parque o mobiliario urbano. De ahí que su mantenimiento y el de los escenarios deportivos deba ser permanente, bajo el cumplimiento estricto de revisiones programadas cada cierto tiempo. De esta manera se identifican riesgos posibles en las áreas de juegos y gimnasia, en los senderos para los caminantes, en la estabilidad de las estructuras de los escenarios deportivos y se evitan accidentes que pueden ser costosos para todos.

Es responsabilidad de la Administración municipal elaborar un plan de mantenimiento preventivo para los parques de la ciudad. La Alcaldía debe tomar en cuenta los reclamos de los deportistas y la ciudadanía en general, y actuar con eficiencia. Las comunidades, que hacen uso de ellos, podrían participar en su preservación y contacto con la Alcaldía. No es difícil. Con la participación de la junta de Acción Comunal se podría crear una especie de comité de apoyo al parque del barrio, integrado por vecinos, dueños de negocios, niños, mayores, colegios y cuantos quieran unirse para cuidar y defender lo suyo.

Si no se hace así, en un esfuerzo conjunto, el desgaste es inevitable; las comunidades dejarán de usarlos y el espacio lo cubrirán personas o actividades que pueden afectar en forma negativa a los vecinos. No es la mejor estrategia la de esperar a que los parques se deterioren y que la gente, con razón, proteste.

loading…

¿Qué son los trabajos que harán los sancionados por la JEP? – JEP Colombia – Justicia

2 0



En el centro del modelo de justicia transicional con el que se creó la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP) están las sanciones que recibirán quienes aportan verdad plena y exhaustiva y acepten su responsabilidad en los hechos más graves del conflicto armado.

A cambio de esto, los comparecientes de Farc, Fuerza Pública, agentes del Estado y terceros civiles, pueden recibir una sanción menor que en la justicia ordinaria, pues la JEP se basa en la justicia restaurativa. Sin embargo, también tiene un componente de justicia retributiva, es decir, de castigo efectivo.

Estas, las penas más benignas, se llaman sanciones propias: son entre 5 y 8 años de restricción efectiva de la libertad, tiempo en el cual tendrán que llevar a cabo los TOAR, que son la consecuencia de esa sanción, su componente reparador y restaurador.

Pero, ¿qué significa TOAR? Es la sigla para “trabajos, obras y actividades con contenido reparador-restaurador”.

La justicia restaurativa, además de considerar los centrales derechos de las víctimas, busca la reconciliación social con estrategias como el diálogo entre víctimas y perpetradores, como sucedió en la Sudáfrica post-apartheid.

En la JEP todavía no ha llegado el momento procesal de imponer estas sanciones. Primero, hay unas etapas que se deben cumplir y están en marcha (si quiere conocerlas, puede encontrarlas en esta nota). Mientras tanto, la Sección de Reconocimiento de Verdad y Responsabilidad, que será la encargada de imponerlas, ha avanzado en los lineamientos sobre cómo funcionarán, cómo se diseñan y cómo será su monitoreo.

Lo más importante es entender que las sanciones propias solo serán para quienes aporten verdad y reconozcan responsabilidad en los hechos investigados por la JEP. Quienes no lo hagan recibiran otras penas, como las alternativas y las ordinarias, que comprenden la reclusión en cárcel entre 5 y 20 años según el caso.

(También le puede interesar: Quienes digan verdad en la JEP purgarían sus penas en las zonas PDET)

Las sanciones propias y su contenido

Quienes sean partícipes determinantes de los hechos recibirán sanciones de restricción efectiva de la libertad de entre 5 y 8 años y quienes sean partícipes no determinantes, de entre 2 y 5 años. Esas son las sanciones propias. Durante ese tiempo de sanción tendrán que llevar a cabo los TOAR.

La Ley Estatutaria de la JEP estableció un listado de posibles TOAR en tres niveles, según la zona donde se cumpla la sanción.

Si es en una zona rural, los TOAR pueden ser la participación o ejecución en programas de reparación efectiva para campesinos desplazados, de protección medioambiental en zonas de reserva, de construcción y reparación de infraestructuras como escuelas, carreteras, centros de salud, viviendas, centros comunitarios, infraestructuras de municipios, etc.

También pueden ser en programas de desarrollo rural, de eliminación de residuos en zonas necesitadas de ello, de mejora de electrificación y conectividad en comunicaciones de zonas agrícolas, de sustitución de cultivos de uso ilícito, de recuperación ambiental de áreas afectadas por esos cultivos, de construcción y mejoramiento de infraestructuras viales para la comercialización de productos agrícolas de zonas de sustitución y de alfabetización y capacitación en temas escolares.

Si la sanción se cumple en una zona urbana, los sancionados podrán participar o ejecutar programas de construcción y reparación de infraestructuras urbanas (escuelas, vías públicas, centros de salud, etc.), de desarrollo urbano, de acceso a agua potable y construcción de redes y sistemas de saneamiento y de alfabetización y capacitación en diferentes temas escolares.

En tercer lugar, podrán participar en programas de limpieza y erradicación de restos explosivos de guerra, municiones sin explotar y minas antipersonal de las áreas del país que hubiesen sido afectadas por estos artefactos.

Los lineamientos de la JEP son claros en que esta lista no es cerrada -puede haber otros- ni taxativa -no tienen que ser estos-. Esos mismos lineamientos fueron adoptados en abril por la Sala de Reconocimiento de Verdad, que será la encargada de presentar los proyectos de sanción propia ante el Tribunal para la Paz.

El Tribunal para la Paz, que es el encargado de imponer las sanciones, puede “valorar otras acciones, obras o actividades, siempre que sea posible determinar que fueron reparadoras-restauradoras, que son compatibles con el listado mencionado, que permitan la aplicación de los enfoques territoriales y diferenciales y que se realizaron con garantías adecuadas para víctimas y comparecientes en el marco de la justicia restaurativa”.

Varios momentos para los TOAR

Cuando los más de 12 mil comparecientes de la JEP se acogieron a esa justicia, debieron firmar un régimen de condicionalidad, que son un conjunto de obligaciones que adquieren por entrar a esa justicia especial y que condicionan su permanencia en ella.

Desde ese régimen adquieren la obligación de contribuir en la reparación de las víctimas y, por lo tanto, se pueden realizar trabajos, obras y actividades “entendidas como acciones concretas de contribución a la reparación a las víctimas”.

Esa primera propuesta de reparación se va ajustando a lo largo del proceso con la participación de las víctimas y por solicitud de los magistrados. Por ejemplo, un requisito que suelen pedir los magistrados es que los aportes de verdad ofrecidos sean extraordinarios, es decir, que los comparecientes no le ofrezcan a la JEP contar lo que ya se sabía en la justicia ordinaria.

Asimismo, los comparecientes pueden presentar proyectos individuales o colectivos de sanción propia, pues la iniciativa de la reparación a las víctimas debe provenir de ellos en sus compromisos con la JEP. Pero la Sala de Reconocimiento también puede hacerlo, y de hecho debe hacerlo cuando no lo hagan los comparecientes.

Ese proyecto debe quedar consignado en la resolución de conclusiones de la Sala, que es el documento con el que los casos pasan al Tribunal para la Paz. Allí se deben incluir las propuestas de sanción propia y de proyecto reparador que llevarán a cabo los excombatientes que aceptaron su responsabilidad plena.

En este punto, queda en manos de la Sección de Reconocimiento de Verdad y Responsabilidad del Tribunal para la Paz revisar la resolución de conclusiones y el proyecto de sanciones propias. Tiene que ser claro, detallado, programado y ajustado a la ley, debe haber sido consultado con las víctimas y con autoridades étnicas si es el caso.

La Sección, además, debe evaluar que las sanciones correspondan a las conductas y a los responsables de estas. Los magistrados pueden aprobar el proyecto de sanción propia, modificarlo o incluso devolverlo para que sea ajustado por la Sala de Reconocimiento o por los comparecientes.

Pueden anticipar cumplimiento de la sanción

Como los comparecientes ante la JEP (Farc, Fuerza Pública y terceros) pueden comenzar a realizar estos trabajos, obras y actividades sin haber recibido una sanción, pueden solicitar a la Secretaría Ejecutiva de la JEP que los acredite. La razón es que estos, si efectivamente fueron reparadores, restauradores y ajustados a la ley, pueden tenerse en cuenta en la sanción propia que se les imponga después.

Cuando la Sección de Reconocimiento del Tribunal asuma conocimiento de estos casos, recibirá de la Secretaría Judicial la información de los comparecientes que ya adelantaron TOAR y juzgará si considera que pueden significar una reducción de la sanción.

Una vez se imponen las sanciones propias mediante una sentencia judicial de la Sección, estas deben cumplirse. Y es la misma sección la que tiene la responsabilidad de monitorear el cumplimiento, tal como hacen en la justicia ordinaria los jueces de ejecución de penas.

El monitoreo debe incluir dos componentes: uno administrativo, respecto a la información que dé cuenta del cumplimiento efectivo de las sanciones, y uno de verificación judicial, no solo de que se cumpla la restricción de la libertad en la zona donde se impone la sanción, sino que efectivamente se realicen los TOAR.

En el monitoreo, la ley establece que la sección se puede apoyar en un componente de la Misión de Verificación de Naciones Unidas, en la dependencia del Ministerio de Defensa creada para monitorear las sanciones a agentes del Estado y en los mecanismos de articulación con autoridades tradicionales o instituciones representativos étnicas.

JUSTICIA
Twitter: @JusticiaET
Justicia@eltiempo.com

Filosofía de la desdicha | El Nuevo Liberal

2 0


11:20 am 29-mayo

VÍCTOR PAZ OTERO

victorpazotero@hotmail.com

No hace más de 75 años, que este planeta nuestro, este planeta azul con tempestades, salía derrotado y humillado por la herida profunda que le proporcionó la furia aniquilante de dos guerras mundiales, repugnantes y generalizadas, que dieron cuenta de todas las ilusiones que se abrigaron a la sombra de la noción de progreso y de advenimiento de la RAZON como nueva y orientadora deidad de los destinos históricos de la humanidad. Las guerras fueron el verdadero asalto a la razón, la irracionalidad, el terror y la barbarie triunfaron sobre ella. Vinieron a comprobar con ese triunfo lo que alguna vez anotó Hegel, que la historia es un estercolero y aquello que años después señalaría nuestro José Luis Borges, que toda la historia es historia universal de la infamia.

Después de esa hecatombe el universo humano quedó sumergido en el más desconcertante e inquietante estado de estupor; quedó como despojado de pensamiento positivo; quedó como habitado por el desconcierto y por la incoherencia del lamento y de la inabarcable realidad del sufrimiento.

¿Valdría la pena continuar viviendo en ese mundo convertido en muladar? Valdría el esfuerzo de reconstruir una cultura y una sociedad que siempre termina aniquilando a los sujetos que la ?

En ese momento deshabitado de esperanza y de eclipse total para imaginar una visión halagadora de futuro, el pensamiento que surgió para intentar comprender y analizar lo que había sucedido y lo que seguiría sucediendo por las implicaciones de la gran tragedia, solo podía ser un PENSAMIENTO SOMBRIO; un pensamiento henchido de pesimismo, un pensamiento intimidado y aplastado por el derrumbe de los ídolos y los mitos filosóficos precedentes.

De esas ruinas emergió el pensamiento propiamente existencialista. Un pensamiento que vino a expresar la manera y la forma como la filosofía del siglo XX asumió la interpretación, y también la narración, de lo que sucedió y continuaría aconteciendo en el mundo de la postguerra.

Si bien la música de fondo de ese pensar filosófico la aportó Kierkegaard, un extraño y heterodoxo pensador religioso del siglo XIX, lo que vino a configurar el existencialismo como grupo y como movimiento filosófico, se concentró en Francia, desde donde irradió una notable influencia en la casi totalidad del pensamiento occidental.

En primer término el pensar (y el sentir) existencialista se manifiesta como una clara oposición al pensamiento de HEGEL. Pues Hegel había dado pie con su idealismo absoluto para alimentar todos los TOTALITARISMOS posibles. Empezando por su propio totalitarismo filosófico, que a su vez derivo a justificar los totalitarismos políticos, como fueron el fascismo, el nazismo y el Estalinismo.

En el pensar Hegeliano prevalecía la exaltación de lo absoluto y el desprecio por la singularidad. La existencia humana es totalmente irrelevante para sus categorías conceptuales. El hombre concreto, el hombre de carne y hueso de don Miguel de Unamuno, carecía de cualquier significación, en vez de existente era tratado como un inexistente.

El existencialismo se  propuso reivindicar la vida concreta de ese hombre concreto; se propuso negar esa visión despersonalizadora y desintegradora de las existencias humanas, que venía imponiéndose en los últimos años dentro del pensamiento filosófico occidental. Y no solo en la filosofía sino en la teoría política empeñada en la colectivización de la existencia humana, que a si mismo se apoyaba en las nuevas formas y en las nuevas técnicas productivas. (Continuará).

loading…