Noticias Diario Bucaramanga

Caso de hacker Sepúlveda motivó inspección de la Corte a unidad militar – Investigación – Justicia



Una investigación en manos de la magistrada Cristina Lombana, de la sala de instrucción de la Corte Suprema de Justicia, y que busca establecer si hay un vínculo entre el expresidente y senador Álvaro Uribe Vélez y el hacker Andrés Fernando Sepúlveda fue lo que motivó, el 18 de diciembre pasado, una inspección judicial ordenada por la Corte al batallón de comunicaciones del Ejército, ubicado en Facatativá (Cundinamarca). 

La Fiscalía fue la que le compulsó copias a la Corte Suprema para que ahondara en la investigación.

Fuentes oficiales le confirmaron a este diario que el día del operativo en el Batallón se cumplieron ocho declaraciones de uniformados vinculados a esa dependencia, y en medio de esas declaraciones adelantas por la Corte, se realizó la inspección del lugar para obtener información de sus actividades.

La diligencia a la sede militar se conoció en medio de una investigación de la revista Semana que habla de presuntas interceptaciones ilegales realizadas desde el Ejército a magistrados, periodistas, políticos, militares, entre otros.

No obstante, el caso que llevó a esa diligencia no está relacionado con esas supuestas chuzadas. Sino que corresponde a una investigación que tiene como génesis el escándalo del hacker Sepúlveda, que estalló en 2014.

La Fiscalía hizo una compulsa de copias que llegó al despacho del exmagistrado José Luis Barceló, quien lo tuvo varios años y alcanzó a practicar varias diligencias.

De hecho en mayo del 2015, Uribe rindió versión libre en la corte para aclarar las manifestaciones iniciales que dio el hacker Sepúlveda -condenado a 10 años de prisión por espionaje a los negociadores de paz- relacionadas con la campaña presidencial de Óscar Iván Zuluaga y el Centro Democrático.

Sepúlveda, quien fue capturado en mayo del 2014, había dicho ante la Corte que el expresidente Uribe supuestamete sabía de su trabajo para la campaña del Centro Democrático y de sus actividades para conseguir información sobre el proceso de paz.

Sostuvo que el expresidente recibió información privilegiada de sectores militares que no estaban de acuerdo con el proceso de paz. Igualmente, señaló que incluso hubo información obtenida ilegalmente que llegó a manos de Uribe.

Sepúlveda también indicó que, presuntamente, hubo una instrucción de sectores del uribismo para afectar el proceso de paz y que ese tipo de actividades se cumplieron desde la fachada ‘Andrómeda’, una operación encubierta desde la que se realizaban interceptaciones ilegales de comunicaciones.En su momento, Uribe denunció penalmente a Sepúlveda por el delito de calumnia y señaló que el ‘hacker’ tiene problemas mentales.

Abogado de Uribe pidió cierre del proceso

El abogado Jaime Granados, que representa al expresidente Uribe, señaló que la inspección realizada en diciembre nada tiene que ver con hechos recientes, y menos con operaciones realizadas durante el mando del general Nicacio Mártínez, excomandante del Ejército.De hecho, sostuvo que cuando el exmagistrado Barceló tuvo el caso se hizo una inspección en la Dirección Nacional de Inteligencia (DNI) y en ese momento no se generó ninguna polémica.

Se está juntando cosas que no tienen nada que ver, se busca hacer ‘moñona’ desinformando e intentando vincular esa inspección por un caso de hace más de cinco años con otras denuncias

“Se está juntando cosas que no tienen nada que ver, se busca hacer ‘moñona’ desinformando e intentando vincular esa inspección por un caso de hace más de cinco años con otras denuncias”, indicó Granados.

Añadió que el presidente Uribe ya dio sus explicaciones ante la Corte sobre el caso del hacker Sepúlveda y nada tiene que ver con él. “Nunca tuvo una relación laboral ni de otro tipo con Sepúlveda”, indicó el abogado.

Igualmente, señaló que en tres ocasiones ha pedido que se declare el inhibitorio del caso para que se pueda cerrar ese capítulo. 

JUSTICIA
En Twitter: @JusticiaET

Your email address will not be published.