Noticias Diario Bucaramanga

CES 2020: las tendencias que dejó la feria de tecnología – Novedades Tecnología – Tecnología



Con la mirada puesta en las próximas décadas, el Consumer Electronic Show (CES) de las Vegas (EE. UU.) terminó una vez más con una potente muestra de los últimos desarrollos tecnológicos.

Después de una jornada de cuatro días, el evento, conocido por ser una de las más grandes ferias del mundo, culminó el viernes con más de 175.000 asistentes y 4.000 expositores.

Bajo el lema de la ‘Era de la experiencia’, la 53.ª edición del encuentro resaltó que para 2050, el crecimiento de las ciudades y el aumento de dispositivos conectados serán un punto de quiebre, con retos y oportunidades, para las sociedades y el manejo de los recursos digitales y físicos.

“La innovación que se despliega en el CES abraza la motivación y la pasión que impulsa la industria y amplía el crecimiento económico a una escala global”, dijo Gary Shapiro, CEO de la Consumer Technology Association, entidad organizadora del evento, insistiendo en que el consumo electrónico debe ubicar a los usuarios en el centro de su desarrollo y pensar en soluciones que sean simples y se adapten a las rutinas de los usuarios.

En opinión de Juan Garzón, analista de la industria y editor del medio especializado Cnet en Español, el CES ha pasado de ser un lugar de un único gran lanzamiento a un espacio de consolidación de nuevos sectores en la industria.

“Hay muchos actores tratando de innovar para generar segmentos de mercado aún más rentable. Entre ellos figuran el VR, los smartwatches, el 5G y los asistentes inteligentes”. Según el analista, la salud y el bienestar se consolidaron como una categoría más formal con soluciones dedicadas a la rehabilitación muscular y a la promoción de la actividad física. La llegada de nuevos dispositivos se ve como la oportunidad de desarrollar experiencias personalizadas basadas en datos en tiempo real.

Bien sea a través de robots que preparan el café, lavan los platos o cocinan, el hilo conductor del año fue la IA, que se ha convertido en el apellido de todas las presentaciones; fue la encargada de mostrar la narrativa transversal entre las industrias. Como nunca antes, las soluciones deben mostrar su capacidad de construir a partir de la información y los datos para sobresalir en la industria.

Cosas humanoides

Ballie, una pequeña esfera de color amarillo que apareció en el escenario del CES el lunes en la noche, poco antes del inicio de la feria, fue el centro de la exposición del gigante surcoreano Samsung. Se trata de un pequeño robot de compañía capaz de seguir a su dueño e interactuar con el ambiente y que, a diferencia de otros modelos ampliamente reconocidos, con brazos y piernas o con ojos en una pantalla, usa sonidos al mejor estilo de Star Wars para comunicar emociones.

Este pequeño robot con forma de pelota de tennis se llama Ballie y es una de las últimas novedades de Samsung en el CES 2020. 

Ballie funciona además como una cámara con capacidades de control de internet de las cosas que podría activar su aspiradora inteligente cuando detecta que el suelo está sucio, o que le envía fotos de su perro mientras usted está fuera de casa. Mientras que para algunos el anuncio de una cámara conectada a internet que puede seguir a su dueño resultó desconcertante, Sebastian Seung, científico coreano y vicepresidente de investigación de Samsung, dejó en el aire el mensaje de que se necesita “una inteligencia artificial en la que podamos confiar”.

Otra opción, bastante impactante, fueron los avatares inteligentes, autodenominados ‘humanos artificiales’. El proyecto Neon (que se pronuncia ‘nii-on’), que lleva meses en el mercado, sueña con proveer animaciones, con personalidad propia, capaces de atender en un banco, una aerolínea o una empresa de mensajería.La premisa es que, más allá de los asistentes de voz, humanizar las interacciones con la tecnología podría facilitar las relaciones sociales y laborales del futuro.

Más doctores en el CES

Este año, la feria lanzó oficialmente una categoría, entre más de 30, especializada en salud y bienestar. De hecho, la CTA (Consumer Technology Association), organizadora del evento, espera que en las próximas ediciones haya cada vez más doctores en la feria.

El Samsung GEMS, también presentado en la inauguración del CES 2020, promete una experiencia de entrenamiento físico con gafas de realidad virtual. 

Entre soluciones para monitorear su ritmo cardiaco y vibradores sexuales, parte de los más de 1.200 emprendimientos presentes en la feria, las soluciones de realidad virtual y aumentada (VR/AR) fueron aliadas perfectas para motivar el ejercicio desde la sala de su casa. La inmersión llegó con ideas como ‘correr bajo el agua’ o volar sobre una máquina de rehabilitación de core.

En materia de salud también se impusieron innovaciones para masajear el cuerpo con impulsos de electrodos en la ropa. Con el auge de los relojes inteligentes, los fabricantes buscan llevar la información sobre sus pasos diarios o actividad física a otros dispositivos como su televisor, que, unido a una cámara, ya será capaz de corregir su postura mientras entrena.

Megaciudades conectadas

Según estimaciones del CES, se prevé que en las próximas tres décadas las megaciudades alojen a más de 10 millones de personas y que existan unas 43 megaciudades en el mundo.

El prototipo de Hyundai y Uber sobre el transporte autónomo está pensado para el 2030. 

Dicha visión se correspondió con muestras de soluciones variopintas sobre el futuro urbano. Dado que la densificación de las poblaciones urbanas es un desafío en áreas como el transporte, la eficiencia de espacios y la gestión de recursos comunitarios, la industria respondió este año con muestras dedicadas a ciudades inteligentes, ahorro energético y prototipos de carros que se conducen solos.

En ese apartado, los servicios 5G se están alistando para irrumpir en la escena mundial. Con servicios comerciales ya activos en EE. UU. y en Corea del Sur, la agenda académica giró alrededor de las oportunidades de negocio, pero también sobre el rol crucial de estas autopistas de la información en la consolidación de sistemas de administración de propiedad horizontal para facilitar los gastos y la generación de agua y energía.

Entre modelos imaginados por Mazda, Mercedes o Ferrari, o proyectos de carros que logren detenerse cuando se acerque una persona sin demora alguna, un desarrollo futurista que se robó las miradas fue el vehículo aéreo autónomo de Hyundai y Uber, que, aunque sigue siendo un prototipo, forma parte de los esfuerzos de las marcas por pensar un futuro de movilidad que trascienda los carros con expectativas del 2030.

LINDA PATIÑO*
REDACCIÓN TECNÓSFERA
@Lindapatcar

*ENVIADA ESPECIAL A LAS VEGAS. 

Your email address will not be published.