Noticias Diario Bucaramanga

Combatir la informalidad Retrospectiva | Opinión


Esta semana el Departamento Nacional de Estadística (Dane) publicó los datos de informalidad laboral correspondientes al tercer trimestre de este año. Casi la mitad de todos los trabajadores colombianos- el 46,9 por ciento- en las 23 ciudades y áreas metropolitanas son informales.

En comparación con el mismo período del 2018 este indicador bajó 1,1 puntos porcentuales. De hecho, la tendencia de los últimos seis años es a la baja: en el tercer trimestre de 2013 la proporción de ocupados informales es de 50,3 por ciento.

La cuestión no es de dirección de los resultados sino de velocidad de mejora. La economía colombiana necesita- además de generar más puestos de trabajo que bajen la tasa de desempleo- mejorar las condiciones laborales de los más de 5 millones de trabajadores.

Es justo reconocer que la lucha contra el enemigo de la informalidad ha estado presente dentro de los mensajes de reactivación económica que ha enviado el Gobierno. No se trata de desconocer la caída de la informalidad ya que cada punto básico implica que muchos colombianos han mejorado la calidad de su trabajo.

No obstante, el dinamismo positivo que la economía está mostrando- 3,3 por ciento de crecimento del PIB en el tercer trimestre del año- debería estar sintonizado con la generación de puestos de trabajo dignos, formales y estables.

El mapa de la informalidad que dibujan las cifras del Dane es asimismo una invitación al despliegue de esfuerzos más localizados. Cúcuta es la ciudad con mayor informalidad: 72 por ciento y un aumento anual del 3,7 por ciento. Le siguen varias capitales de la Costa Caribe: Sincelejo (65,3 por ciento) y Santa Marta (62,5 por ciento).

Esta geografía de la informalidad nos indica el peso de la migración venezolana y sus consecuencias sobre la calidad del empleo. Al otro lado de la curva está el Distrito Capital con 39,1 por ciento. Dentro del debate público actual que se está dando sobre reformas al mercado laboral no se puede olvidar el diseño de iniciativas que aceleren esa tendencia a la baja, deseable pero muy lenta.

Francisco Miranda Hamburger 
framir@portafolio.co
Twitter: @pachomiranda

Your email address will not be published.