Noticias Diario Bucaramanga

Excelente crecimiento /Opinión/ Luis Guillermo Plata | Opinión


Parece una exageración, pero no lo es. La economía de Colombia no solo creció 3,3% en 2019, el mayor registro del país en los últimos cinco años, sino que fue de las pocas economías del mundo que aceleró su dinámica, en un entorno de deterioro global.

Para ponerlo en contexto, basta recordar que China tuvo en 2019 el peor resultado de los últimos 30 años; Perú y Chile, economías de buen desempeño por varios años, registraron el resultado más bajo de los últimos 10 años; y América Latina escasamente creció el 0,8% excluyendo a Venezuela.

La explicación de por qué la economía colombiana logró un destacado desempeño en un escenario en el que alrededor del 90% de las economías se desaceleró radica en las políticas económicas del gobierno que impulsaron la dinámica de la demanda interna.

Los inversionistas internacionales ven el compromiso del gobierno con políticas económicas serias y un ambiente favorable para el sector empresarial. La inversión extranjera directa al tercer trimestre de 2019 creció el 24% anual y alrededor del 60% llegó a sectores diferentes a los minero-energéticos.

La Ley de Financiamiento también contribuyó en varias dimensiones. La deducción del IVA en la compra de bienes de capital y la reducción del costo de uso del capital por las menores tarifas del impuesto de renta corporativo impulsaron la inversión, que creció 4,6% en el año; dentro de ella se destaca el rubro de maquinaria y equipo, con una variación del 14,3%.

Otro aspecto relevante es el estímulo a la formalización de las mipymes, mediante la creación del régimen Simple. Hasta agosto se habían registrado 6.355 empresas, de las cuales el 33% son naturales y el 67% empresas.

Finalmente, también hay efectos de la mejor gestión de la Dian en la fiscalización y los avances en la implementación de la factura electrónica. El resultado fue un buen comportamiento del recaudo, que, sumado a ingresos extraordinarios, permitieron el cumplimiento de la regla fiscal, con un déficit fiscal del 2,5% del PIB, sin tener que acudir a la enajenación de activos.

Este es un mensaje clave para los inversionistas y los mercados financieros internacionales, pues fortalece la confianza en el país, como lo demuestra la sobredemanda en las colocaciones de TES que se hicieron en 2019.

Para el 2020 son buenas las expectativas, pese a que el escenario internacional tiende a complicarse por el coronavirus. El gobierno proyecta un crecimiento del 3,7% y los organismos multilaterales del 3,5%. Tomando este último valor, Colombia es la sexta economía con mayor crecimiento proyectado entre las 42 más grandes, que representan el 90% del PIB global.

La Ley de Crecimiento mantiene los elementos que contribuyeron al resultado de 2019. Además, los incentivos establecidos para diversas actividades económicas empezarán a reflejarse en nuevos proyectos de inversión.

A nivel sectorial, seguirán las variaciones positivas en todos los sectores; incluso se espera que la actividad de la construcción, única con caída en su valor agregado en 2019, logre reducir los inventarios de viviendas y abra espacio al arranque de nuevos proyectos. Finalmente, se espera que el mayor crecimiento contribuya a reducir las tasas de desempleo.

Es deseable crecer más lógicamente. Hay quienes a pesar de todo siguen viendo el vaso medio vacío cuando en realidad esta más que medio lleno. En el mundo actual Colombia luce muy bien.

Luis Guillermo Plata
Exministro de Comercio, Industria y Turismo

Your email address will not be published.