Noticias Diario Bucaramanga

Flower Jair Trompeta Pavi no fue torturado, Medicina Legal – Investigación – Justicia



“No hay señales de tortura. Tampoco se evidencia que alguna de sus extremidades superiores (mano) hubiera sido sometida a algún tipo de traumatismo. (…). No se observan heridas con elemento cortopunzante. (…) Se confirman dos orificios por el impacto de un arma de fuego de largo alcance”.

Esas son algunas de las conclusiones que arrojó la necropsia, conocida por EL TIEMPO, que le fue practicada ayer en Medicina Legal de Popayán, Cauca, al cuerpo de Flower Jair Trompeta Pavi, un líder campesino que murió el lunes pasado en circunstancias que son motivo de investigación.

El informe de los peritos hace parte de la investigación que adelanta la fiscalía seccional para establecer los hechos que rodearon la muerte del líder campesino. La comunidad de la vereda La Laguna de Corinto señaló que a Trompeta Pavi lo habían retenido integrantes del Ejército, “quienes lo torturaron metiéndole la mano en una máquina despulpadora”, para luego asesinarlo.

Por su parte, los militares reportaron la muerte de Trompeta en medio de un supuesto combate con hombres del frente ‘Jaime Martínez’, disidencia del sexto frente de las Farc.

En el lugar, según el reporte de los uniformados, se encontraron explosivos, cordón detonante y elementos para la elaboración de tatucos.

A Corinto se desplazaron ayer, en horas de la mañana, el comandante de las Fuerzas Militares, general Luis Fernando Navarro, y el comandante del Ejército, general Nicacio Martínez, para conocer de primera mano los hechos.

Fuentes consultadas por este diario señalaron que en el caso de Trompeta, las autoridades militares quieren ser cautelosas con los pronunciamientos para no cometer los mismos errores registrados en el caso de la muerte del excombatiente Dimar Torres, que en principio se presentó como una muerte en reacción de un soldado al ataque del excombatiente, y luego se estableció que esto no correspondía a la realidad, por lo que la Fiscalía ya ha venido tomando decisiones penales contra varios uniformados.

El ministro de Defensa, Guillermo Botero, dijo ayer que respetan el debido proceso, pero que “no es comprensible que, luego de las últimas revelaciones, siga libre uno de los señalados como presunto responsable” del caso.

Si bien respetamos el debido proceso, no es comprensible que, luego de las últimas revelaciones, siga libre uno de los señalados como presunto responsable en caso Dimar Torres. Cero tolerancia con hechos que manchen el Honor Militar

— Guillermo Botero (@GuillermoBotero) October 29, 2019

Se refería al coronel en retiro Jorge Armando Pérez, a quien la Fiscalía citó a imputación de cargos con los uniformados William Andrés Alarcón Castrillón, Yorman Alexánder Buriticá y Cristian David Casilimas.

La audiencia de imputación está pendiente de que el Consejo Superior de la Judicatura resuelva una petición de sus abogados, que argumentan que el caso debe remitirse a la justicia penal militar.

JUSTICIA@JusticiaET

Your email address will not be published.