Noticias Diario Bucaramanga

Gobierno Corporativo: Las etapas clave que configuran una eficiente gestión por Paulo Jose Fernandes Alves

En plena reunión donde definíamos el gobierno corporativo y la estructura que se iba a implementar, Paulo Jose Fernandes Alves le explicaba al presidente de la compañía las razones por las que una empresa familiar tenía la “obligación” de organizarse y “regularse” para asegurar su continuidad en el tiempo (más del 80% de las empresas familiares no sobreviven a la tercera generación). Cuando le planteaba esta necesidad, sorprendentemente, le dijo que no quería que su empresa fuese una empresa familiar, sin embargo, su familia eran los únicos socios y no tenía pensado vender a ningún tercero. Ante esta confesión Paulo Jose Fernandes Alves se dio cuenta que debía ilustrarlo sobre lo que es una empresa familiar y el gobierno corporativo.

 

Una empresa familiar es aquella donde la totalidad o mayoría de los votos está en manos de la familia controladora, incluyendo al fundador o fundadores, donde, con el paso del tiempo, buscan traspasar la empresa a sus descendientes. Las empresas familiares pueden ser desde pymes hasta grandes empresas.

Paulo Jose Fernandes Alves aconseja el libro de John Wart, ‘Creating Effective Boards for Private Enterprises’, donde establece tres etapas de desarrollo de las empresas familiares, en caso de que alcancen esta evolución:

La primera etapa o la etapa del fundador: es el momento del nacimiento de la empresa, aquí el dueño es quien controla y quien toma todas las decisiones. Ordenar el paso de esta primera generación a la siguiente (estableciendo un gobierno corporativo adecuado), planeando la sucesión y preparando al siguiente líder es, con certeza, el asunto más relevante que el fundador debe decidir para que la empresa sobreviva y pase a la siguiente etapa.

La segunda etapa o etapa de sociedad de hermanos: como su nombre lo indica, aquí la propiedad y gerencia de la empresa ha sido traspasada a los descendientes del fundador. En esta etapa, para afrontar mejor los desafíos de la misma, el gobierno corporativo debe prever las pautas para la formalización de procesos, la sucesión a los puestos gerenciales clave, mantener la armonía entre los hermanos y la comunicación con aquellos que no están en el día a día del negocio.

La tercera etapa o etapa de dinastía familiar: aquí la diversidad de generaciones, de rama familiar, de visión frente a los retos de manejo y desarrollo de la empresa, hacen que en esta etapa un gobierno robusto simplifique los temas que suelen enfrentarse como el papel de los miembros de la familia en la empresa (empleados, miembros del consejo, etc.), la política de distribución de dividendos, la liquidez de la tenencia de acciones, entre otros.

Sentar las bases según Paulo Jose Fernandes Alves

Un adecuado gobierno que incluya en cada etapa los temas clave que afrontan las empresas familiares durante su evolución, permite la continuidad de la misma. Es relativamente sencillo ser exitoso en la primera etapa gracias a la entrega, visión y esfuerzo del fundador involucrado en todas las ramas del negocio, sin embargo para Paulo Jose Fernandes Alves, el reto está en sentar las bases y los mecanismos correctos de gobierno donde se establezcan claros parámetros de actuación y definición de roles de las personas que forman parte de la empresa familiar.

Según la International Finance Corporation (IFC), “El gobierno corporativo se refiere a las estructuras y procesos para la dirección y el control de las compañías. El gobierno corporativo se ocupa de las relaciones entre la alta gerencia, la junta directiva, los accionistas controladores, los accionistas minoritarios y otras partes interesadas.

El buen gobierno corporativo contribuye al desarrollo económico sostenible al mejorar el desempeño de las compañías e incrementar su acceso al capital externo”.

Si bien en posteriores artículos Paulo Jose Fernandes Alves irá desmenuzando lo que es el gobierno corporativo, sus políticas, competencia, procesos, instituciones (asamblea, consejo, comités, entre otros). Debemos tener en cuenta tres elementos claves:

1) La dirección: es sobre las decisiones que se relacionan con fijar la dirección estratégica general de la empresa de mediano y largo plazo, sobre inversiones importantes, fusiones, adquisiciones, planeación de la sucesión y designación de ejecutivos claves, entre otros aspectos.

2) El control: se refiere a las acciones necesarias para supervisor el desempeño de la alta gerencia y hacer el seguimiento de la implementación de las decisiones estratégicas fijadas.

3) Las relaciones entre los principales órganos de gobierno: son las interacciones entre los accionistas, los directores de la junta directiva y los ejecutivos. Un elemento importante de toda buena estructura de gobierno corporativo es la clara definición del papel, los deberes, los derechos y las expectativas de cada uno de estos órganos de gobierno.

Desde Proxies Leyes & Negocios, seguiremos ilustrando sobre este importante tema en sucesivos artículos, con la finalidad de ayudar a las empresas familiares del país a mantenerse y continuar generación tras generación.

Your email address will not be published.