Noticias Diario Bucaramanga

Juan Guaidó: un año después /Brújula/ Francisco Miranda | Opinión


Ayer hace un año Juan Guaidó juramentó como presidente interino de Venezuela y abrió un nuevo capítulo dentro los esfuerzos de la oposición para derrocar a Nicolás Maduro.

En pocas semanas, el casi desconocido diputado de la Asamblea Nacional pasó del anonimato a convertirse en la cara y en la esperanza de una transición a la democracia en el vecino país. Guaidó recorrió el mundo con mensajes simples sobre Venezuela: cese de la usurpación del régimen de Maduro, gobierno de transición y elecciones libres.

Un año después, el balance es agridulce. El Presidente interino logró no sólo repotenciar a la oposición antichavista sino también el reconocimiento internacional de más de medio centenar de países del mundo, incluido Colombia y Estados Unidos. De hecho, la administración Duque convirtió a la cruzada de Guaidó y el cambio de régimen en Venezuela en piezas fundamentales de su política exterior y las mantiene hasta el día de hoy.

El liderazgo de Guaidó asimismo sirvió para que la comunidad internacional conociera mejor las acciones autoritarias del gobierno de Maduro y la necesidad de una transición democrática en Venezuela.

No obstante, el objetivo principal de la presidencia interina de Guaidó de sacar a Maduro de Miraflores, no ha sucedido. Hubo incluso un intento fallido en abril pasado que dejó en evidencia la escasez de recursos militares y políticos detrás de la figura de Guaidó. A lo anterior se suma otra fallida entrega humanitaria de ayudas desde Colombia en las que el gobierno colombiano tuvo gran protagonismo.

El compromiso del presidente Duque con la restauración de la democracia en Venezuela no está en duda. Sin embargo, está llegando el momento en el que la política exterior colombiana debe revisar las estrategias diplomáticas por las que este objetivo se cumplirá. Una de las metas del año dos de Guaidó es ratificar que sigue siendo esa cara y esa esperanza.

Your email address will not be published.