Noticias Diario Bucaramanga

Odebrecht: cabezas del caso niegan participación de cabezas del Grupo Aval – Delitos – Justicia



Tres altos directivos de Odebrecht –Luiz Mameri, Luiz Bueno júnior y Luiz da Rocha, implicados en el escándalo de corrupción de esa multinacional– no han señalado ni han comprometido a Luis Carlos Sarmiento Gutiérrez o su padre, Luis Carlos Sarmiento Angulo, en las investigaciones por este caso.

Así lo señaló la Fiscalía en un documento revelado este fin de semana por el diario El Espectador.

Según ese medio, el ente investigador dijo que los brasileños “no tenían información que comprometiera” a Sarmiento Gutiérrez, en respuesta a un derecho de petición que interpuso la defensa del presidente ejecutivo del Grupo Aval.

En el mismo documento se indica que los fiscales del caso fueron hasta Brasil y les preguntaron directamente a los tres brasileños, quienes no los señalaron en sus testimonios.

(Le podría interesar: Luego de preacuerdo, condenan a algunos implicados en caso Odebrecht).

Además, esa versión la ratificaron en interrogatorios hechos por el fiscal Juan Delgado, el 21 y el 22 de enero de 2019.

En la investigación apareció Sarmiento Gutiérrez, hoy presidente del grupo económico, cuando en el juicio contra el expresidente de Corficolombiana José Elías Melo, condenado a 11 años de prisión en 2019, uno de los testigos de la Fiscalía, fue el expresidente de Odebrecht en Latinoamérica Luiz Bueno júnior quien contó que Melo estuvo de acuerdo con el pago de un soborno para asegurar el contrato de la Ruta del Sol 2, pero “que tenía dificultad en el Grupo Aval” y debía consultarlo con su jefe. Tras ello, la Fiscalía compulsó copias contra Sarmiento Gutiérrez.

(Le sugerimos leer: Doblarían condena a Otto Bula, cerebro de coimas de Odebrecht).​

Así mismo, en el juicio de José Elías Melo, el brasileño Luiz Bueno afirmó que luego de plantearle la propuesta de soborno, Melo lo consultaría con Sarmiento Gutiérrez.

Sin embargo, en esa misma instancia, cuando le preguntaron a Bueno si sabía que Melo lo había consultado con Sarmiento, dijo que no supo si fue así.

Además, en diciembre de 2019, Melo declaró ante la Superintendencia de Industria y Comercio (SIC) que no le informó nada a Sarmiento Gutiérrez porque Bueno nunca le habló de un soborno.

(De seguro es de su interés: Que cabezas brasileras de Odebrecht vengan al país y digan la verdad).

El fiscal Daniel Hernández Martínez, quien fue uno de los que viajaron a Brasil, aseguró que todo comenzó en noviembre de 2018, tras un debate de control político en el Congreso para discutir si la Fiscalía, en ese momento en cabeza de Néstor Humberto Martínez, había investigado o no la responsabilidad de las directivas del Grupo Aval.

“Recuerdo, incluso, que dijeron (los tres brasileños) que el presidente de Corficolombiana (José Elías Melo) había pedido que no se tocaran estos temas con Alberto Mariño (representante del Grupo Aval en el negocio con Odebrecht), porque él le contaría directamente al viejo Sarmiento y tendrían problemas”, destacó Hernández en su respuesta al derecho de petición, revelado por El Espectador.

(Para conocer más sobre el tema: Fiscal ‘ad hoc’ controvirtió tres decisiones en caso Odebrecht).

Por su parte, al entonces fiscal Néstor Humberto Martínez, luego de enfrentar un debate de control político en el Congreso, al que fue citado en 2018, para explicar si había investigado a las directivas del Grupo Aval, la Corte Suprema de Justicia lo separó de tres casos de la investigación y nombró al fiscal ad hoc Leonardo Espinosa.

Tras ello, la Fiscalía siguió investigando, y ese mismo año el fiscal Juan Delgado, coordinador de la investigación de Odebrecht, le dijo a la vicefiscal María Paulina Riveros que “nunca se mencionó algún tipo de actuación con relevancia penal, relacionada con representantes del Grupo Aval, salvo el nombre del señor José Elías Melo”.

En 2018, los brasileños le piden al empresario Gabriel Dumar falsificar documentos, para justificar pagos, y así mantener en el engaño al Grupo Aval

La declaración de Bula

El abogado Jaime Lombana Villalba, abogado de Luis Carlos Sarmiento Gutiérrez, le dijo a EL TIEMPO que el pronunciamiento de la Fiscalía es la respuesta a un derecho de petición que él presentó el 24 de junio de este año para establecer si se habían perdido elementos probatorios del expediente de Otto Bula u otros involucrados en el proceso, y la importancia dentro de la misma investigación del viaje del fiscal Daniel Ricardo Hernández Martínez a Brasil.

De acuerdo con Lombana, son múltiples testigos los que aportan los elementos para demostrar “el desconocimiento absoluto del Grupo Aval y sus directivas de las actuaciones de Odebrecht”.

(Le sugerimos leer: Condenan a Otto Bula a 5 años de cárcel y multa de $ 6.600 millones).

Resalta que Bula declaró bajo juramento, el 27 de noviembre de 2018, “que conoció por boca de los brasileños que cuando el Grupo Aval se enteró de las irregularidades, y eso que no sabían de sobornos, protestaron enérgicamente”, y en su declaración precisa: “Eder Ferracuti me contó enojado y ofendido que en una junta con los de Corficolombiana, los habían tratado muy mal, sobre todo a él como presidente de la sociedad Concesionaria Ruta del Sol. En otras palabras, le dijeron que se había robado la plata”.

El penalista sostiene que está probado documentalmente que los brasileños de Odebrecht, aun después de haber firmado su colaboración en Estados Unidos, “en Colombia seguían sosteniendo a sus socios y terceros que habían obrado correctamente”.

Lombana afirma que existen pruebas que ellos, por respeto al debido proceso, no habían comentado, pero por apego a la verdad y a la justicia hoy quieren revelar.

(De seguro le interesa leer: Comerciante en Lista Clinton habla de sus nexos con Otto Bula)

“En 2018, los brasileños le piden al empresario Gabriel Dumar falsificar documentos, para justificar pagos, y así mantener en el engaño al Grupo Aval”. De acuerdo con Lombana, lo anterior está demostrado con correos electrónicos del propio Dumar, lo que se ratifica con la respuesta de la Fiscalía al derecho de petición, “donde coincide con la declaración formal de Luiz Bueno jr., y las demás directivas de Odebrecht al afirmar que las cabezas del Grupo Aval no conocían de las actuaciones ilícitas”.

En ese sentido, el fiscal Hernández –en su respuesta al derecho de petición de Lombana– señala que “es preciso indicar que efectivamente el señor Bula entregó dentro de su proceso de colaboración con la Fiscalía un celular que contenía valiosa información que ayudó a respaldar su testimonio, gracias a la cual la Corte Suprema de Justicia produjo decisiones importantes contra aforados”, y que además el ente acusador “abrió una línea de investigación en el caso Odebrecht, que logró demostrar que las coimas que se pagaron desde Colombia fueron muy superiores a las que se enunciaron en diciembre de 2016”.

De igual forma, Lombana señaló que en la respuesta el fiscal Hernández “termina con cualquier suspicacia”, al asegurar que viajó de manera oficial a Río de Janeiro a entrevistar a las cabezas de Odebrecht investigadas, porque la fiscal a cargo del proceso tenía una licencia médica, y que lo encargaron del tema por “su experiencia en juicios orales”.

“Viajé en compañía de los fiscales Delgado y Zarabanda, quienes trabajaban directamente con la fiscal del caso, y actué con sujeción a todo lo acordado frente a la señora vicefiscal”, en ese momento, María Paulina Riveros.

En 2018, los brasileños le piden al empresario Gabriel Dumar falsificar documentos, para justificar pagos, y así mantener en el engaño al Grupo Aval

Pronunciamientos del Grupo Aval

En septiembre de 2018 se conoció la decisión de la Superintendencia de Industria y Comercio de abrir pliego de cargos a Corficolombiana y Episol, empresas ligadas al Grupo Aval, y a directivos y exdirectivos de ellas.

El pliego fue motivado por supuestas violaciones de las normas de la libre competencia relacionadas con el proyecto Ruta del Sol, tramo II, en el que el socio mayoritario es la firma brasileña Odebrecht.

Frente a los señalamientos, en ese momento, el Grupo Aval emitió un comunicado en el que afirmó que “no hay pruebas que demuestren que en las prácticas de soborno de Odebrecht hayan participado Grupo Aval, Corficolombiana ni Episol”, y añaden que “es claro que ni desde las cuentas de Corficolombiana ni de las de su filial, Episol, se efectuaron pagos irregulares”.

(Le sugerimos leer: Federico Gaviria y Alejandro Dumar prenden ‘ventilador’ de Odebrecht).

En diciembre del mismo año, el Grupo Aval reiteró su disposición de colaborar con las autoridades al recibir una petición en tal sentido por el Departamento de Estado de Estados Unidos.

A través de los abogados se respondió que el Grupo “cooperará con la investigación que se adelanta, así como lo ha venido haciendo con otras entidades gubernamentales”.

Hasta el momento, en medio de la investigación por la entrega de coimas, el máximo directivo de la multinacional brasileña, Marcelo Odebrecht, fue condenado en Brasil. Y en Colombia hay al menos 11 condenados por el escándalo de corrupción.

JUSTICIA
En Twitter: @JusticiaET

Your email address will not be published.