Noticias Diario Bucaramanga

Duque firmaría tratado de repatriación de colombianos presos en China – Delitos – Justicia

17 0



A pesar de que desde 2017 se terminaron las negociaciones del tratado de repatriación de colombianos presos en China, este importante acuerdo entre las dos naciones se firmará la otra semana, durante una visita que el presidente Iván Duque hará al país asiático. 

Este gobierno ya le había hecho las últimas revisiones a lo negociado con China y habrá una visita presidencial a ese país entre el 29 y ‪31 de julio‬ de este año, que si bien tiene como propósito principal mejorar las relaciones económicas y comerciales entre ambas naciones, también se concretará la firma de este tratado que permitiría el regreso de colombianos que están detenidos en ese país, especialmente por cargos de narcotráfico, que en China tienen pena de muerte. 

“El tratado lo que establece son las condiciones de traslado, ya sea por razones humanitarias o cuando se den las condiciones de conmutación de la pena cuando se trate de pena de muerte o de cadena perpetua”, dijo este lunes la viceministra de Justicia, Juanita López desde la Casa de Nariño.

La Viceministra agregó que es muy importante que ahora haya reglas claras para que la repatriación se pueda dar, y explicó que tras la firma del tratado debe haber un trámite en el Congreso, para una ley aprobatoria de tratado internacional, y luego esa ley debe pasar a control constitucional en la Corte Constitucional.

El tratado establece las condiciones de traslado, ya sea por razones humanitarias o cuando se den las condiciones de conmutación de la pena cuando se trate de pena de muerte o de cadena perpetua

En la actualidad, informó López, hay 217 colombianos condenados en China, de estos, 2 están condenados a pena de muerte en última instancia, 2 tienen una condena de pena de muerte que está en revisión en segunda instancia, y 14 tienen una condena de cadena perpetua. Entre tanto, en Colombia hay seis ciudadanos chinos detenidos.

López dejó claro que “no todos los 217 casos serán destinatarios de esta medida”, debido a que los gobiernos deberán estudiar caso por caso, con el fin de determinar “cuáles de esos casos serían destinatarios, ya sea por razones humanitarias o porque sea posible hacer la conmutación de pena”.

El tratado había quedado listo desde el Gobierno anterior, no obstante, el gobierno Chino exigía que la firma se hiciera presencialmente en ese país, como pudo conocer EL TIEMPO.

El país asiático no había aceptado una propuesta anterior de Colombia de firmar el tratado a través de maletín diplomático, que viajaría custodiado a ese país, sino que exigía la presencia de autoridades de Colombia allí. 

En total, las negociaciones entre ambos países duraron dos años, hasta finales del 2017, y se logró establecer directrices para el traslado de personas condenadas, fuera por razones humanitarias o cuando alguno de los dos gobiernos así lo decidieran.

JUSTICIA

Biosimilares de calidad: más oferta tecnológica al servicio de los pacientes | Opinión

15 0


Colombia ha asumido retos en materia de salud a los que pocos países han decidido enfrentarse. No solo es reconocido internacionalmente por entregar una cobertura casi universal, sino por garantizar unos mínimos fundamentales a la primera infancia y, en los últimos años, incluso por extender beneficios que recibe su población a los millones de migrantes que cruzan su frontera en búsqueda de ayuda.

Hoy en día, gran parte de los colombianos (algunos con más o menos obstáculos) pueden acceder a las tecnologías médicas más vanguardistas del mercado, sin tener que incurrir en gastos que en otros países podrían endeudar a una familia por décadas.

Esto, entre otras razones como el clima de inversión, hizo que una compañía como la nuestra, con cerca de 40 años de experiencia en biotecnología, decidiera abrir una oficina en el país hace 5 años para estar cerca de miles de pacientes que indirectamente atendemos y de diferentes actores como el gobierno y los prestadores de servicios, para aprender y aportar al que es considerado uno de los sistemas de salud más solidarios del mundo.

En nuestros años de presencia en Colombia, e incluso desde mucho antes, hemos visto como millones de colombianos acceden a terapias biológicas de alta calidad, que ayudan a combatir con precisión enfermedades tan complejas como el cáncer y padecimientos crónicos insoportables como la artritis, osteoporosis, la diabetes, eventos cardiovasculares, entre muchos otros.

Es imposible negar que los costos de esta amplitud son enormes y que gran parte de los esfuerzos del Gobierno y los prestadores de servicios se van en tratar de solventar el flujo financiero y controlar el gasto al tiempo que tratan de cumplir con indicadores mínimos de servicio.

Un sistema asfixiado tiene pocas posibilidades de invertir en su mejora continua, en la innovación de procesos y servicios para garantizar que el resultado de su gestión satisfaga las expectativas de calidad que exigen tanto los pacientes como las autoridades. Más aún, tiene poco margen para facilitar el acceso a otros tratamientos en desarrollo.

Esta es una de las razones por las cuales estamos convencidos que Colombia necesita biosimilares de calidad.

Desde una compañía que ofrece productos innovadores, entendemos los retos que enfrentan los sistemas de salud, en países desarrollados y emergentes por igual, y por esta razón decidimos utilizar nuestra ciencia y capacidad productiva para desarrollar tecnologías efectivas y seguras, pero más asequibles como son los biosimilares.

Su introducción en el mercado, con la pertinente evidencia clínica, permitirá a los pacientes colombianos continuar recibiendo terapias de precisión elaboradas con estándares científicos, las cuales tienen el potencial de generar resultados tan eficaces como los que hemos visto con los medicamentos biológicos, al tiempo que se liberan recursos para satisfacer las crecientes necesidades de salud de la población.

De acuerdo con un análisis realizado por la Universidad Militar Nueva Granada en Colombia, con la introducción de biosimilares, el país podría optimizar recursos superiores al 30 por ciento del gasto actual que se efectúa en medicamentos biológicos y orientarlos a otros frentes en donde la inversión podría ser útil tales como infraestructura hospitalaria, la ampliación de tratamientos cubiertos en el PBS o para el ingreso de nuevas tecnologías avanzadas.

Así mismo, en línea con esta discusión, los medicamentos biosimilares, elaborados con estándares de calidad, seguridad y resultados comprobados, son un instrumento para impulsar los indicadores de acceso y adherencia a tratamientos.

En países en dónde el gasto de bolsillo de los pacientes es mayor (desarrollados y emergentes) los biosimilares podrían ser una vía para que los pacientes se mantengan en tratamiento por más tiempo.

Para países como Colombia en donde los pacientes tienen la mayor parte de sus tratamientos cubiertos, organizaciones como The Lancet Comission for Essential Medicines, han señalado que el incentivo de los gobiernos para impulsar la adopción de biosimilares no es sólo reducir la carga económica, sino además incrementar el acceso a tratamientos que generan mejores resultados.

En ese sentido, estamos seguros de que la entrada de biosimilares a Colombia, de la mano de las autoridades y en línea con la opinión y autonomía profesional de la comunidad médica, significará un paso más hacia la consolidación de un sistema nacional de salud equilibrado, amplio y con oportunidades para comprobar que el principio de solidaridad que inspiró su creación es real y sobre todo para facilitar aún más el acceso a tratamientos de calidad que se traduzcan en mejores desenlaces para los pacientes.

Desde nuestra perspectiva, los diferentes actores del sistema de salud debemos poner a los pacientes en el centro de la discusión, analizar los beneficios de la introducción de nuevas tecnologías, en este caso los medicamentos biosimilares, para incrementar el acceso a tratamientos y mejorar la calidad de vida para ellos.

Gianfranco Biliotti
Gerente General de Amgen Colombia

Cada día de este año, en promedio, se han robado 272 teléfonos celulares – Delitos – Justicia

18 0



En los primeros seis meses de este año, cada día, la Fiscalía General recibió en promedio 1.142 denuncias de ciudadanos que fueron afectados por el hurto en sus diferentes modalidades.

Esa cifra implica un preocupante incremento del 9,59 por ciento si se compara con el mismo periodo del 2018.

EL TIEMPO tuvo acceso al Censo Delictivo de la Fiscalía, el cual señala que en los últimos seis meses se han instaurado 209.045 denuncias por todo tipo de hurtos, mientras que el año pasado, en ese lapso, la Fiscalía recibió 190.744 denuncias, lo que muestra que este año van 18.301 casos más.

Según el informe, el hurto que se comete directamente contra las personas, como el robo de bolsos, billeteras, joyas, está disparado, al pasar de 66.283 denuncias en el primer semestre del 2018 a 77.100 este año, para un incremento del 16 por ciento.

Pero hay dos modalidades que preocupan a las autoridades: el robo de celulares y de bicicletas. En el caso de los celulares, el 23 por ciento de las denuncias de hurto son por el robo de estos aparatos. Mientras en los primeros seis meses del año pasado se registraron 41.873 denuncias por este hecho, este año ya van 49.949, lo que representa un incremento del 19,29 por ciento. Esa cifra muestra que, al día, se denuncian 272 hurtos de celulares en todo el país.

La Fiscalía ha recibido 209.045 denuncias por todo tipo de hurtos. El 23 % de esos casos se dan por el robo de un celular.

Foto:

Fiscalía General de la Nación

Y el hurto de bicicletas también está en la lupa porque en el último semestre tuvo un aumento del 22,18 por ciento. Este año se han registrado 6.439 casos.

Pese al aumento generalizado, en Bogotá hubo una disminución del robo de bicicletas. Mientras que en los primeros seis meses del 2018 se reportaron 581 bicicletas robadas, en el 2019 van 544 casos.

Esto se debe, según el comandante de la Policía en la ciudad, general Hoover Penilla, a que se priorizaron 24 tramos de bicirrutas en ocho localidades, a lo que se suma “la vigilancia permanente en rutas como las de Juan Amarillo y el acompañamiento permanente a los bici-usuarios de ruta de Choachí”.

Un punto muy importante para el general es que además se logró ubicar y controlar los establecimientos del Siete de Agosto, Kennedy y Venecia que se dedicaban a la receptación.

A veces, la ley considera que por tratarse de un delito relativamente menor, no da para imponer una medida de aseguramiento, y más cuando en teoría no se usa la violencia

Otro tipo de hurto que viene creciendo es el de vehículos, que subió en un 11,91 por ciento. En el primer semestre del 2019 se han registrado 5.038 robos de automóviles, lo que equivale a que en el país se roban al día, en promedio, 27 carros.

Pero más preocupante es la situación del hurto de motocicletas, porque cada día se están robando unas 87. Así, en el último semestre creció en un 2,9 por ciento el robo de motos al pasar de 15.474 casos a 15.923.

De todas las modalidades de robo, la de mayor incremento es la de hurto de autopartes, pues este año subió en un 24,13 por ciento. Mientras en el 2018 se recibieron 3.134 denuncias, este año ya van 3.890

Reincidentes

Daniel Mejía, experto en temas de seguridad y profesor investigador de la facultad de Economía de la Universidad de los Andes, dijo a este diario que para frenar los hurtos es importante acabar con la reincidencia criminal. “A veces, la ley considera que por tratarse de un delito relativamente menor, no da para imponer una medida de aseguramiento, y más cuando en teoría no se usa la violencia”, dijo Mejía.

Según explicó, la Policía capturó por hurto a 43.399 personas en el 2018 en el país. El 56 por ciento de ellas ya tenían capturas previas y el 42 por ciento estaban relacionadas con robos y atracos.

El académico explicó que los victimarios recuperan la libertad por el bajo monto del valor hurtado, y porque no hirieron o amenazaron con un arma o un cuchillo a la víctima. Así sucede muchas veces en los hurtos de celulares, casos que no se califican como agravados por la ausencia de violencia.

Además, señaló que la Fiscalía lanzó hace dos meses la herramienta Prisma, que es una base de datos que les “permite a los fiscales revisar y utilizar el historial criminal del capturado para argumentar que pese a tratarse de delitos menores, sin uso de violencia, eran repetitivos y esa persona constituía un peligro para la sociedad”.

Ciudades que se rajan 

De 35 ciudades que hacen parte del Censo Delictivo de la Fiscalía, 23 se rajan por el aumento del hurto en todas sus modalidades.

En Bogotá, por ejemplo, los robos se han incrementado en un 16,27 por ciento, al pasar de 64.919 a 75.483. En Cali también crecieron en un 19,84 por ciento. De 12.138 casos en 2018, este año están en 14.546. Una situación similar se registra en Medellín, donde este año van 17.523 robos, un 13,61 por ciento más.

Otras ciudades capitales, como San Andrés, han quedado en la lupa por hechos coyunturales que afectan su seguridad.
Hace una semana, por ejemplo, una turista argentina quedó en coma después de que alguien intentó robar su bolso en la isla. En esa ciudad, sin embargo, el hurto ha disminuido en un 21,20 por ciento, al pasar de 382 casos a 301 este año.

Arauca es otra ciudad que ha logrado reducir la cifra (este año van 119 casos menos que en el 2018), así como Armenia, donde los robos han bajado en un 7,42 por ciento.

Para Francisco Bernate, abogado penalista, no se les puede cargar toda la culpa a los jueces que dejan libres a los victimarios. “Los jueces deciden con base en lo que le presenta un fiscal. Y es la Fiscalía General la que debe recaudar la evidencia no solo respecto del hecho, sino que debe sustentar y probar que el infractor resulta un peligro para el proceso, para la prueba o la víctima”.

Asimismo, señaló que en otras ocasiones las víctimas no denuncian o no colaboran con la investigación, y así se caen los procesos. Bernate afirmó que la reincidencia es un problema innegable: “Hay una situación que favorece al infractor, pues comete la fechoría, no pasa nada y recobra la libertad”.

Pero no todo en cuanto al hurto está en rojo. Según la Fiscalía, el hurto a los establecimientos comerciales ha caído en un 7, 38 por ciento. Lo mismo ocurre con el hurto a residencias, el cual ha bajado en un 3,18 por ciento. El fleteo (con 865 casos reportados este año) es otro de los delitos en los que se ha logrado una reducción del 8,08 por ciento.

JUSTICIA
En Twitter: @PazyJusticiaET

Martha Velasco, la víctima mortal del accidente registrado al norte de Popayán

17 0


09:02 am 20-julio

Martha Velasco, la víctima mortal del accidente registrado al norte de Popayán.

Martha Isabel Velasco, Q.E.P.D.

Tres automotores se vieron involucrados en un accidente de tránsito, el cual se registró en el norte de la ciudad de Popayán, dejando como saldo la muerte de una mujer y varios heridos, entre ellos un patrullero de la Policía Cauca.

Según la información de las autoridades, el conductor del taxi de placas SHT 707,  realiza la maniobra de adelantar, y en ese momento choca contra un automóvil  de placas CMF 493, donde se movilizaba una pareja de esposos.

El siniestro deja como saldo la muerte de Martha Isabel Velasco Plata, quien era la pareja sentimental del patrullero Julián Alberto Laguna Vergara, quien presenta un trauma lumbar, trauma en el hombro y codo izquierdo, y lo trasladaron a un centro asistencial.

Las autoridades realizaron el levantamiento del cuerpo de la dama,  así mismo investigarán las causas del siniestro, aunque preliminarmente se dice que fue imprudencia del conductor del taxi.

General Penilla: ‘Estamos enfrentando al hampa hasta con la vida de nuestros policías’ – Bogotá

18 0



El general Hoover Penilla Romero, comandante de la Policía Metropolitana de Bogotá, accedió a responderle a EL TIEMPO 16 preguntas que todos los ciudadanos se están haciendo sobre la creciente inseguridad en la capital del país.

El asesinato de cinco policías en seis meses, los descuartizados botados en bolsas, las manadas de rompevidrios, el robo en TransMilenio y a joyerías de lujo y los atracos a mano armada en calles de barrios de todos los estratos sacuden a la capital.

El alto oficial admite el aumento del hurto a personas y el hecho de que no es una percepción sino una realidad. Pero es enfático en que estos delitos se concentran en tan solo unas zonas de la capital, en que los homicidios siguen a la baja –por cuarto año consecutivo– y en que la institución tiene desplegada una estrategia sólida para sacar al hampa de las calles.

“La muerte de nuestros policías no va a quedar impune, es un tema de honor. Pero también una muestra de que la institución está enfrentando al hampa hasta con la vida de sus hombres”, señala.

Penilla también revela que el más reciente descuartizado no aparece en las bases de datos colombianas y es posible que sea un extranjero. Además, dice que ya han capturado a varios miembros de la temible banda MT, responsable de la muerte de uno de sus hombres y del atraco a varios establecimientos, y que hay una estrategia clara para sacar a los ladrones de las calles.

Van 8 descuartizados en los últimos 9 meses en Bogotá y sus goteras. ¿Qué está pasando?

Solo en Bogotá tenemos cuatro casos este año. Algunos han sido habitantes de calle que mueren por riñas entre ellos o sobredosis, en los lugares donde consumen. Y para que no los encuentren allí, optan por sacarlos y descuartizarlos. No podemos decir que haya algo sistemático.

EL TIEMPO reveló una investigación que implica a ‘sayayines’ del Bronx, con tentáculos en Soacha…

El más reciente desmembrado, hallado en Villa Luz, creemos que es una persona de otra nacionalidad, porque no hay registros de identificación en Colombia. Otro de los descuartizados hace parte de una estructura de microtráfico en Soacha.

El más reciente desmembrado, hallado en Villa Luz, creemos que es una persona de otra nacionalidad, porque no hay registros de identificación en Colombia

La Fiscalía ya conformó un equipo para investigar qué pasó, por qué apareció aquí, cuál fue la conexión. Pero en algunos casos se pueden dar disputas entre dueños de ollas de estupefacientes, no voy a desconocerlo. Recuerde el caso del conductor de una reconocida periodista: ingresó a un local y le dieron escopolamina, se pasaron y falleció allí.

Para deshacerse del cuerpo, el administrador del sitio y las mujeres que le habían dado la pócima contrataron a un matarife en los frigoríficos de Guadalupe para que lo desmembrara, y lo sacaron en bolsas.

Van 5 policías muertos este año. ¿Qué está pasando? ¿A qué organizaciones nos estamos enfrentando?

Han sido tres de la Metropolitana y dos de inteligencia. En los tres primeros casos han muerto atendiendo denuncias de la ciudadanía o del 123. Se enfrentaron valientemente a los delincuentes y lamentablemente perdieron la vida. Pero también han perdido la vida delincuentes en estos enfrentamientos.

En el caso de Ciudad Bolívar, en horas de la madrugada, nuestro policía atendió un llamado de la ciudadanía; en el caso del intendente Cruz, se iba a presentar el asalto a un carro de valores, hay intercambio de disparos y fallece uno de los delincuentes. Y el último caso, era un patrullaje y los delincuentes que iban en una camioneta le disparan.

Y los agentes de inteligencia…

Estaban de civil, en una actividad propia de su especialidad, e iban a ser víctimas de un hurto. Cuando sacaron sus armas hubo un intercambio de disparos. En todos los casos, los responsables están totalmente identificados.

¿Y capturados?

En el caso del intendente Cruz hay tres capturados y uno que falleció. En el caso del intendente Patiño, ya se ubicó la camioneta, y la persona que la tenía está siendo dejada a disposición de la justicia por receptación, porque el vehículo fue hurtado en Cali, en 2013, bajo la modalidad de atraco. En el carro se encontraron varios objetos y solo le puedo decir que la investigación va por buen camino.

¿Dos joyerías hurtadas en menos de un mes en zonas exclusivas no es un hecho alarmante?

En ciudades como Bogotá se registran hurtos a establecimientos comerciales o a carros transportadores de valores. Lo que acá se veía es que siempre los ladrones se iban con el botín. Ahora la Policía está llegando, se está enfrentando a los delincuentes, hay una reacción institucional. Estamos enfrentando el hampa hasta con la vida de los policías.

¿Qué tipo de bandas son las que enfrentan a tiros a sus hombres?

Delincuencia común organizada. Los que asaltaron la joyería en El Retiro participaron en otro robo. Ya hay tres capturados y el delincuente que fue muerto. Y le anuncio que vienen otras capturas.

¿Cuál es esa banda?

Los MT. Es gente con antecedentes que ha participado en asaltos a bodegas o establecimientos en otras ciudades, como Cali y Medellín. Van a lo seguro, cuentan con la complicidad de algunas personas cercanas al negocio que asaltan.

La Defensoría del Pueblo habla no solo de células del Eln en Bogotá, sino de ‘Águilas Negras’, ‘Fuerzas Gaitanistas’ y ‘Rastrojos’. ¿Ustedes desestiman esas alertas?

Cualquier alerta es objeto del mayor análisis y del mayor interés. Advierten algo que se puede estar presentando. Nosotros hacemos verificaciones para tomar medidas que permitan mitigar esos riesgos. Merecen la mayor seriedad. En cuando al Eln, sabemos su composición.

En cuanto a estas otras estructuras, no hemos podido encontrar aún evidencia de su presencia, pero estamos ahondando en esas verificaciones para poder tener la certeza plena de que no están o de qué bandas se esconden detrás de estos nombres para causar intimidación en ciertos sectores de la ciudad. Las unidades de inteligencia ya han encontrado esos casos.

¿Cómo explica que el hurto a personas siga disparado? La gente está aterrada con las manadas de rompevidrios, el atraco en barrios con revólver, el hurto en TransMilenio….

La denuncia por hurto han aumentado desde que se accedió al servicio del aplicativo de la Fiscalía para denunciar. Pero como comandante de la Policía no voy a desconocer los hechos de los hurtos en menor cuantía, como el raponazo, ‘cosquilleo’ y atraco.

Más allá del aplicativo, no puede negar que la inseguridad sube en algunos sectores, y ya no es percepción…

La percepción es la realidad, la realidad es la percepción. Pero también mire los números. Las capturas en flagrancia en el primer semestre están por encima de las 21.000.

Hay personas que se han dedicado a hacer del hurto su ‘modus vivendi’. Pero el fenómeno se circunscribe a algunos
sectores

Hay personas que se han dedicado a hacer del hurto su ‘modus vivendi’. Pero el fenómeno se circunscribe a algunos sectores. Y ahí está nuestro compromiso, sacar a los ladrones de las calles de la capital y ponerlos donde correspondan, y en esa tarea estamos.

¿Tiene los recursos y el personal para hacer la tarea?

Bogotá tiene 17.000 unidades de policía para poder cubrir las 24 horas, en las diferentes especialidades: vigilancia, inteligencia, los del Gaula, policía judicial. Tenemos el apoyo de la alcaldía de Bogotá y de su Secretaría de Seguridad, que son claves en esta tarea conjunta. Pero también es importante la solidaridad ciudadana mediante la información y la denuncia.

Cada vez que sale una denuncia por medios o redes verificamos. En el tema de rompevidrios, tenemos 23 sitios críticos identificados, hombres encubiertos vigilando, drones buscando los escondites y hemos capturado en 20 días 17 personas. Si nos toca capturar a una persona 100 veces, lo vamos a capturar. No olvide que, por cuarto año, Bogotá está liderando la disminución de homicidios a nivel nacional.

Es un primer gran paso, y aún se puede llegar a una disminución histórica. Con la misma estrategia que bajamos los homicidios, vamos a bajar el hurto a personas, porque el hurto de vehículos y al comercio ha bajado.

¿Y qué pasó con alias el Bizco, que quedó libre a pesar de las denuncias?

Una ciudadana tuvo un percance con su vehículo, pide ayuda y esta persona se acerca y lo que ve es un dinero que se roba. Reconoce que cometió el hecho y se compromete a devolverlo. La norma establece el procedimiento por seguir por parte del fiscal. No es capricho del fiscal, aquí tenemos que ser claros en que es la norma la que establece, la ley dice que el proceso abreviado lo permite, que si no hubo violencia, si fue mínima cuantía, queda libre.

¿A qué le atribuye el aumento de los hurtos? ¿Influyen el desempleo, un puñado de migrantes metidos en el delito, la situación del país?

Todos estos factores influyen en el comportamiento social. En cuanto a ciudadanos de otra nacionalidad, han aumentado las capturas por encima del 120 por ciento. En el 2018, a esta fecha, se habían presentado 988 capturas y este año van, en ese mismo periodo, 2.632, o sea, 1.644 más.

¿Qué les dice a los bogotanos que les da miedo salir de noche, a las víctimas de atracos y rompevidrios, a las esposas de sus policías?

Por directriz del señor presidente Duque, del ministro de Defensa y del director de la Policía, general Óscar Atehortúa, debemos y estamos haciendo todo lo que corresponde para dar respuestas claras y contundentes ante cualquier tipo de delito. Estamos mostrando resultados y no estamos desconociendo los problemas. Llegamos al punto de hasta ofrecer la vida combatiendo a estos delincuentes. Estas muertes no van a quedar impunes, es un tema de honor.

¿Seis puntos claves de la estrategia para bajar el hurto?

Buena articulación con la Fiscalía y la Alcaldía; la red de participación cívica con los ciudadanos en cada una de las localidades, donde la gente está aportando; cuatro unidades de inteligencia y policía judicial focalizadas en sectores sensibles. La inteligencia, la vigilancia permanente y la denuncia ciudadana.

UNIDAD INVESTIGATIVA
u.investigativa@eltiempo.com
En Twitter: @uinvestigativa

El alcalde que Popayán necesita

25 0


08:04 am 21-julio

HORACIO DORADO GÓMEZ

horaciodorado@hotmail.com

La bien amada Popayán está endeudada hasta las cachas. Cuando restan 128 días para el elegir el 27 de octubre al próximo alcalde, creí muy pocos aspirarían a esa chanfaina. ¡Gran equivocación! Entre mayor es el desmadre de la ciudad, más ‘candidotes’ hay. Ello me hizo recordar una frase que usaba mi abuela: “de eso tan bueno no dan tanto”

Tal vez, los cándidos-candidatos no conocen de tal responsabilidad. No saben qué tan lejos están en realidad del logro de sus sueños. Es posible que su afán político no les permita apreciar las consideraciones técnicas, administrativas, fiscales, del alcance presupuestal. Los aspirantes a alcaldes no han medido el impacto atronador del fallo que condena a pagar la friolera de setenta y dos mil millones de pesos; ni tampoco la afectación que en muchos casos, les producirá enfrentarse súbitamente a la complejidad de los procesos urbanos. Es probable que no tengan claro hasta dónde van los límites del poder. Seguramente su mirada es más realista y más objetiva, entendiendo que lo que necesita la ciudad, no es un alcalde sino un tesorero.

Los días están contados para presidir los destinos de esta ciudad. El ánimo de los ciudadanos está por el piso. Pero, no por ello deben dejar de hacer bien la tarea para escogerlo, para que gobierne, no como quiera, sino como quieren los electores en pro de la ciudad. Los votantes aspiran a que quien llegue a la alcaldía no se vaya a aterrorizar por las complejidades de los asuntos propios del trajinar del gobierno local, para que después, no salga a decir que lo montaron en una ‘vaca loca’.

Como resultado de numerosas situaciones, el alcalde que Popayán necesita debe ser una persona impopular. Tanto que su papel al frente de la alcaldía sea significativo, con una cosecha suficiente de iniciativas y capacidad verdadera para llevarlas a cabo. Urge un alcalde conectado con la realidad de la ciudad. Que produzca antipatía y animadversión por tomar determinaciones radicales para poner orden en la ciudad. Que uno de sus defectos sea detectar el origen de los problemas que aquejan a esta bella ciudad de campanarios. Que vele por la vida de los habitantes de toda la ciudad, desde los niños hasta los ancianos.

Que el descontento ciudadano, sea por aplicar medidas, desde muy temprano de su gobierno, sin tener en cuenta los primeros cien días. Que no le de tregua a quienes tienen el oficio cazar votos peregrinos a costa del capital político del alcalde entrante. Debe ser una experiencia electoral, al servicio del propósito de convertir a Popayán en una verdadera democracia consolidada y no polarizada. Que sirva de aprendizaje de las consecuencias de elegir bien. La sabiduría popular debe servir de algo. Llegó el momento justo para encontrar la perspectiva de futuro para elegir, entre el desfile de cándidos-candidotes con cotorreo de lo que ellos quieren, para referir el discurso de lo que la ciudad necesita y los electores piden.

Civilidad: Platón era un convencido de que no acabarían las desgracias humanas hasta que los filósofos ocuparan los cargos públicos o hasta que los políticos se convirtieran en auténticos filósofos.

¿Me pueden prohibir el uso del celular en el trabajo? – Servicios – Justicia

17 0



EL TIEMPO y la Universidad Libre se aliaron para brindar a los usuarios asesoría legal con los expertos de la facultad de Derecho.

En esta ocasión los expertos resolvieron las dudas sobre el uso del celular en el trabajo, la regulación al respecto,  contratos, cambio en el horario laboral, entre otros.

​Al final del artículo encontrará el formulario donde puede dejar su pregunta.

¿Me pueden prohibir el uso del celular en el trabajo?

Todo depende de sus funciones, ya que si su medio de trabajo es el celular o hace parte indispensable de sus funciones es legal. Pero si es el caso  contrario, que dentro de la relación laboral no es necesario el uso del mismo, el empleador puede disponer que no se use porque afecta directamente la funcionalidad y productividad en sus obligaciones.

Incluso en ocasiones se puede poner en riesgo la integridad física del trabajador como la de sus compañeros de trabajo. Además,  puede presentar ausentismo laboral (ir al trabajo en cuerpo  pero tener la mente en otras situaciones o pensamientos).

Como tal no está reglamentado por el Código Sustantivo del Trabajo pero las Altas Cortes en Colombia han realizado jurisprudencia frente al tema y han dejado en la potestad del empleador si permite o no el uso del celular en el trabajo. Ya que el empleador paga por 8 horas de trabajo a su empleado, estas deben ser usadas 100% en actividades laborales, para eso existen los  descansos en donde sí pueden usar su celular.

Es claro precisar que la prohibición al empleador la debe establecer en el manual de convivencia de la empresa o reglamento de trabajo.

De no cumplirse con el reglamento de trabajo o manual de convivencia, el empleador puede hacer llamados de atención y de ser reiterados puede hacer los respectivos descargos, procesos disciplinarios y sancionar al trabajador. Incluso, si de manera directa el uso del celular afecta la productividad, se  podría dar por terminar el contrato de trabajo.

Estas son las respuestas a las preguntas semanales¿Cambiar el horario de trabajo después de firmado el contrato y trabajar 12 horas es legal?

El Código Sustantivo del Trabajo establece que la jornada máxima de trabajo en la semana será de 48 horas, pero esta se puede extender hasta 60 horas a la semana con permiso del Inspector del Trabajo, la cuales el empleador puede distribuir en los 7 días de la semana sin excederse de más de 10 horas al día.

Después de cumplida la jornada laboral el empleador deberá darle al trabajador 24 horas de descanso de manera consecutiva. Se debe tener en cuenta que los únicos que pueden sobrepasar el límite de 10 horas diarias laborales son los médicos y enfermeras.

El horario del trabajo lo puede cambiar el empleador por el principio laboral de la subordinación frente a su trabajador llamado Ius Variandi. Esto siempre y cuando no afecte la dignidad e integridad del trabajador y se cumplan los parámetros legales anteriormente expuestos.

Tengo un trabajador incapacitado por accidente laboral pero tengo que estarle rogando para que me entregue las incapacidades.  ¿Yo estoy obligada a pagarle en estas circunstancias?

Si está obligado a pagarle las incapacidades. Frente al tema de no entregar oportunamente las incapacidades  el empleador deberá hacerle requerimientos por escrito y el trabajador ir a presentarlas o hacerlas llegar con algún tercero, de no cumplir el trabajador con su obligación, el empleador puede iniciar proceso disciplinario  y frente a la renuencia sistemática podrá solicitar permiso al Inspector de Trabajo para dar por terminado el vínculo laboral.

Llevo tres años continuos con contrato de prestación de servicios por términos de 6 meses cada uno, cumpliendo horario, realizando tareas que el jefe le asigna. Pago pensión, y salud,  ¿tengo  derecho a algún reclamo de vacaciones o primas?

El contrato por  prestación de servicios no es un contrato de trabajo, es un contrato de carácter civil o comercial por lo cual no tiene derecho a vacaciones ni a prima de servicios, ya que las vacaciones son un derecho especial del contrato de trabajo y la prima de servicios es una prestación netamente de un contrato de trabajo. Claro está que si  tiene como demostrar que cumple con los 3 requisitos de un contrato de trabajo que son:
1. Subordinación.
2. Prestación personal del servicio.
3. Remuneración económica (salario).
Puede contactar un abogado de confianza para iniciar un proceso de contrato realidad y ya será un Juez de la República de Colombia quien tome la decisión de si tiene derecho a los beneficios de un contrato de trabajo.

Estaba en una empresa donde se firmó contrato inicial por 2 meses de prueba, luego pasaba a indefinido, no me prorrogaron el contrato…. Pero luego de 3 días de firmar la carta de finalización me enteré que estoy embarazada apenas me enteré le comenté a la empresa
y ellos desistieron del reintegro… ¿están obligados a reintegrarme o no?

No hay caso al reintegro. La  Corte Constitucional manifiesta en su Sentencia SU075/18 que para que haya lugar al reintegro la trabajadora debió haber avisado al empleador mientras existiera relación laboral. Si bien nuestra legislación colombiana protege el fuero de maternidad y brinda estabilidad laboral reforzada a las mujeres en estado de embarazo, el requisito esencial para que se brinde esta protección es que avise en el momento que está vigente el contrato de trabajo de su estado de gestación.  Como usted manifiesta,  en el momento en  que avisó a su empleador que estaba en embarazo ya había terminado su vínculo laboral no hay forma legal de obligar a la empresa a reintegrarla.

Acá puede revisar otros temas legales de su interés 

Cargando…

Seguridad jurídica tributaria: pilar para inversión en el país | Opinión

21 0


Llevamos años, hablando en Colombia de seguridad jurídica y particularmente de seguridad jurídica tributaria.

Hace algunos días, tuve el gusto de participar en un foro organizado por la Corporación Excelencia en la Justicia, en el cual se discutió este tema y su impacto en la inversión.

Aunque es un asunto que se reitera con frecuencia y casi podría decirse es de común aceptación, no sobra insistir en el papel fundamental que la seguridad jurídica tributaria tiene en las decisiones de inversión.

En este momento parece oportuno insistir en tres aspectos de la seguridad jurídica tributaria: (i) claridad normativa; (ii) respeto por la confianza legítima del contribuyente; y (iii) estabilidad regulatoria.

En primer lugar, es necesario que las leyes que crean o modifican tributos sean suficientemente claras en cuanto al contenido normativo y a los efectos prácticos derivados de su aplicación.

En virtud del artículo 338 de la Constitución, la ley, las ordenanzas y los acuerdos deben fijar directamente el sujeto activo, el sujeto pasivo, el hecho generador, la base gravable y la tarifa de los impuestos.

Es sorprendente que a pesar del mandato constitucional, las reformas tributarias creen tributos sin definir claramente sus elementos sustanciales. Sin ir muy lejos, la pasada Ley de Financiamiento, consagró de forma indeterminada el sujeto pasivo de la sobretasa de renta al sector financiero y en forma imprecisa el hecho generador del impuesto al consumo de inmuebles.

La claridad normativa se afecta cuando los textos incluyen redacciones que permiten múltiples interpretaciones válidas o cuando sus textos resultan contradictorios entre sí, lo cual ha ocurrido con inusitada frecuencia. Suele ocurrir, que al integrar normativamente los textos nuevos aprobados con los textos normativos preexistentes, resulta confuso identificar ciertas derogatorias tácitas o la posibilidad de coexistencia normativa.

Otra fuente de inseguridad jurídica tributaria está relacionada con la ausencia de reglamentaciones, la demora en la expedición de los correspondientes decretos reglamentarios, o el ejercicio inadecuado de la facultad reglamentaria. Aunque el Gobierno realiza un esfuerzo constante en relación con este tema, es evidente que muchos artículos del Estatuto Tributario siguen pendientes de reglamentación.

Un segundo aspecto de la seguridad jurídica tributaria se refiere a la adecuada protección de la confianza legítima de los inversionistas.

La confianza legítima se fundamenta en el principio de buena fe que debe regir las relaciones entre el Estado y los particulares.

Son múltiples los casos en los cuales la Ley ha desconocido beneficios otorgados a los contribuyentes en el marco del cumplimiento de ciertas condiciones, que no obstante haberse realizado, pretenden posteriormente ser desconocidos. Tenemos ejemplos en materia de acuerdos de estabilidad tributaria, de régimen de zonas francas, de régimen hotelero, de proyectos de renovación urbana, entre muchos otros.

Se afecta la confianza de los contribuyentes cuando se cambian las condiciones tributarias o se extienden las cargas fiscales más allá de lo previsto, como ha ocurrido con el impuesto al patrimonio de personas naturales y otros impuestos temporales que terminan siendo permanentes. Ocurre lo mismo cuando se establecen sobrecargas tributarias inesperadas sobre algunos contribuyentes como sucedió recientemente con el impuesto al consumo de inmuebles o la sobretasa al sector financiero.

Infortunadamente, algunos funcionarios de fiscalización se aproximan a los contribuyentes cumplidos como si fueran evasores. Esta actitud deteriora profundamente la confianza de los contribuyentes en la institucionalidad tributaria del Estado.

La aplicación frecuente de sanciones desproporcionadas en materias formales, que en muchos casos no afectan el recaudo, resulta altamente nocivo para la confianza de los inversionistas.

La ausencia de confianza también afecta el cumplimiento tributario. El natural temor a la sobre imposición o a la extensión de cargas fiscales que se imponen particularmente a los contribuyentes cumplidos, afecta la decisión de cumplimiento de otros contribuyentes que observan con desconfianza lo que le ocurre a quienes cumplen a cabalidad sus obligaciones tributarias.

La migración de contribuyentes que están cambiando su residencia fiscal y renunciando a su nacionalidad por razones fiscales es también alarmante efecto de la falta de confianza en nuestro sistema tributario.

Juan Guillermo Ruiz H.
Socio Posse Herrera Ruiz