Noticias Diario Bucaramanga

Se afianzan lazos comerciales con jóvenes productores de café – El Nuevo Liberal


09:16 am 08-noviembre

Los primeros 150 sacos de los caficultores del Cauca estarán en dos semanas en el exterior.

La catación de cafés producidos por jóvenes caucanos del norte del Cauca se hizo por parte de los compradores extranjeros. / Fotos Alexander Paloma-El Nuevo Liberal

El Programa de Alianzas Comerciales de Usaid, junto al Comité de Cafeteros del Cauca, realizaron una actividad con compradores estadounidenses y canandienses para establecer lazos comerciales con jóvenes productores del grano en Santander de Quilichao, Miranda, Toribío y Corinto.

Sandra Saray, asesora senior de Mercadeo del programa de Alianzas Comerciales de Usaid, dijo sobre el programa que tiene una atención en toda la cadena de valor  y por eso se hacen procesos con organizaciones de base que parten del mejoramiento de los cultivos en finca, cosecha y pos-cosecha bajo una metodología que llaman microprocesadores, donde se identifican 25 puntos críticos para mejoramiento de calidad.

“Una vez identificados esos puntos, trasladamos ese conocimiento a los productores para que los superen, les permite mejorar su proceso y la tasa. Se busca que identifiquen en qué están fallando y así tener más opciones de ser competitivos en el mercado”, explicó.

De manera transversal, el programa tiene un equipo de consultores especializados en café que ayudan a identificar las oportunidades de mercado a nivel internacional, se evalúan que volúmenes, calidades y periodicidad requieren. Por eso, de la mano con el Comité de Cafeteros participan en concursos regionales, donde se tiene la posibilidad de traer comercializadores.

Con la Federación Nacional de Cafeteros, Usaid construyó una marca para mercadear los cafés de zonas como el Cauca, denominada Coffe for Peace (Café para la Paz), que se lanzó en junio de este año en la feria de cafés especiales de Berlín y hace un mes en Bogotá. Buscan establecer alianzas gana-gana de valor compartido, como se hizo este martes en Popayán. Como avance se destaca que los primeros 150 sacos de los jóvenes caficultores del Cauca estarán en dos semanas en el exterior.

 

Caficultora caucana

Por su parte, Tatiana Velasco Baltazar, joven caficultora de la vereda Agua Blanca del municipio de Santander de Quilichao, narró cómo es su labor en los cafetales. “Ha sido una experiencia buena, no nos imaginamos que nuestros cafés llegarán tan lejos y que hayan gustado”.

Tatiana Velasco Baltazar, joven caficultora.

En el 2012 se graduó del bachillerato, a partir del 2013 empezó a ayudar en la finca de sus padres “y comencé a cogerle amor al café, mis padres creían poco en el cultivo por el precio pero nos motivamos juntos. Inicié con dos mil matas, la federación me ayudó con semillas, hice crédito con el Banco Agrario y al momento tengo 11 mil plantas”.

Tatiana pertenece al resguardo indígena de Canoas, si bien el conflicto armado no los ha golpeado tan fuerte, su trabajo como caficultora no es fácil porque lucha contra los cultivos de uso ilícito “porque los jóvenes están propensos a caer en esto ya que los grupos al margen de la ley los motivan, la gente ha querido desanimarme, pienso cuando tenga hijos, se que esos cultivos van a hacerles daño, mientras que el café no, es una economía limpia, se gana poco pero se vive con tranquilidad”, comenta.

Sobre el beneficio del Programa Alianzas Comerciales de Usaid, y el Comité de Cafeteros, la joven caficultora manifestó que adquieren más conocimiento en calidad, porque se produce mucho grano pero no siempre responde a los estándares exigidos.

 

Catadora estadounidense

Francheska Volkema, adolescente de 13 años que llegó a Popayán desde Estados Unidos, es catadora de café de la empresa Shuil Coffee. Manifestó que la experiencia de catar cafés producidos en el Cauca fue increíble porque se notan las características regionales de los cafés. “Mi expectativa al venir al Cauca era encontrar cafés de buena calidad y además que sean de jóvenes productores ya que yo también soy joven y estoy interesada en este campo”.

Francheska Volkema, joven catadora estadounidense.

Manifestó que no sabía nada de café pero gracias al trabajo de su padre comenzó a tomarlo y de ahí surgió su gusto, tomó cursos, participó en reuniones con el papá sobre el grano y le fascinó.

“Mi mensaje para los jóvenes es que sigan produciendo café, es excelente. Ellos pueden desde muy temprana edad levantar fincas y tener éxito”, aseguró Francheska Volkema.

Por último, Gerardo Montenegro, director ejecutivo del Comité Departamental de Cafeteros del Cauca, expresó que este tipo de programas y alianzas son muy importantes. En el caso de los jóvenes porque se relacionan de dos lados de la cadena, tanto quienes producen como quienes compran y consumen el café.

“Para los jóvenes es muy esperanzador poder tener una relación directa con los compradores que están dispuestos a reconocer la calidad a través del buen precio del grano, lo que motiva a los muchachos, que pese a las dificultades le siguen apostando al café”, indicó el director Ejecutivo.

 

Your email address will not be published.