Noticias Diario Bucaramanga

Supuesta menor que sobrevivió a bombardeo huyó de las autoridades – Conflicto y Narcotráfico – Justicia



EL TIEMPO, tuvo acceso al expediente que relaciona a una joven de 16 años – natural de San Vicente del Caguán en Caquetá – quien sería sobreviviente de la operación de bombardeo adelantada el 29 de agosto contra el campamento de ´Gildardo Cucho´, jefe de las disidencias en el que el fallecieron 17 personas, 8 de ellas menores de edad.

La adolescente fue interceptada – junto a tres hombres – el pasado 20 de octubre por efectivos del Ejército en medio de un puesto de control a la altura de la vereda El Edén del Tigre en La Macaraena, Meta.

A los uniformados les llamó la atención que a la joven mujer le faltará el brazo derecho, y la forma como lo tenía cubierto, por lo que le preguntaron que tipo de  atención médica había recibido, a lo que respondió que ningún médico la había tratado y que estaba aplicándose en la herida antibiótico y cremas, por lo que los uniformados la tomaron en custodia y la trasladaron al hospital San Rafael, (en San Vicente del Caugúan),  donde los militares la dejan en protección de la Comisaria de Familia, manifestando “situación de peligro en su salud lo que compromete su salud e integridad física”, se lee en el documento.

A las cinco de la mañana del 21 de octubre una funcionaria de la Comisaria de Familia se desplaza al Hospital con un equipo psicosocial para atender a la menor y valorarla.

La teoría de que esta menor fuera sobreviviente del bombardeo se teje por su nerviosismo al responder bajo que circunstancias sufrió la amputación; “hace tres meses tuve un accidente en moto, fue donde perdí mi brazo derecho, y estuve hoy en el médico y me dijo que todo estaba bien”.

De acuerdo con el expediente, cuando las funcionarias empezaron a preguntar por este episodio, la joven se puso muy nerviosa: “Se advierten signos de preocupación, miedo y tristeza, al evidenciar que teme por su situación, ya que en varias ocasiones se refirió a qué iba a pasar con ella. Si la iban a dejar libre. Además, se muestra ansiosa, con temor de hablar, porque eran muy cortantes sus respuestas y no recordó el nombre de sus amigos”.

Además se muestra ansiosa, con temor de hablar, porque eran muy cortantes sus respuestas y no recordó el nombre de sus amigos

En el documento está la versión que entrega la adolescente a las funcionarias sobre cómo quedó bajo custodia del Ejército: “Ayer (20 de octubre de 2019) me encontraba en la casa de la tía (…) de mi novio (…) de 22 años . Estabamos en la vereda El Edén del Tigre, estábamos paseando. A eso de las cinco de la tarde nos disponíamos a irnos a la finca de un amigo de mi novio a trabajar (…) cuando nos salieron unos soldados y nos dijeron manos arriba, y nos preguntaron de quién eran las motos (…) Dijimos que eran prestadas”, se lee.

La menor se describió con las representantes de la Comisaria como “muy alegre y extrovertida”. A mí me gustan mucho las motos, siempre me han llamado la atención”, EL TIEMPO se abstiene de publicar los datos de su entorno familiar y otras informaciones para proteger la identidad de la menor.

Huye de la protección

En la mañana de este viernes, al conocerse las versiones de la supuesta sobreviviente, el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar, ICBF, emitió un comunicado en el que señala que la joven fue enviada el mismo 21 de octubre a un hogar sustituto, de donde huyó.

“El ingreso de la adolescente al ICBF se registró ese mismo día a las 6:30 p.m.. Sin embargo, su permanencia en esta unidad de servicio solo se dio aproximadamente por una hora, ya que la menor de edad se evadió. Ante esta situación, el ICBF y la Comisaría de Familia informaron a la Policía de San Vicente del Caguán para que se iniciara su búsqueda, e interpusieron la denuncia penal por desaparición”.

De igual forma, la institución señala: “Dentro de las acciones que adelanta el ICBF, también interpone la denuncia por el delito de reclutamiento ilícito, remite la documentación respectiva al Comité Operativo para la Dejación de las Armas (CODA) y acompaña al niño, niña o adolescente ante el Ministerio Público para que realice la declaración como víctima del conflicto armado”.

El objetivo era empezar el proceso de restitución de sus derechos. Este diario conoció por fuentes de Caquetá, que la menor vivía con su madre, pero que se descartó enviarla nuevamente con ella, mientras se verificaba su posible situación de reclutamiento por la presencia de las disidencias en la zona.

JUSTICIA
En Twitter: @JusticiaET

Your email address will not be published.