Noticias Diario Bucaramanga

Trump patea el tablero /Brújula/ Ricardo Ávila | Opinión


Hacía rato que los mercados mundiales no recibían un sacudón semejante. Al comenzar la mañana de ayer el ánimo podría describirse como positivo, una vez las bolsas se acomodaron al nuevo escenario de tasas de interés en Estados Unidos, tras la determinación del Banco de la Reserva Federal el miércoles.

Sin embargo, Donald Trump se encargó de echar la calma por la borda. Todo por cuenta del anuncio del mandatario, en el sentido de que a partir del primero de septiembre le impondrá un arancel del 10 por ciento al conjunto de bienes que su país importa de China y que no estaban sujetos a castigos. Unos 300.000 millones de dólares anuales en compras quedarán cobijados por el gravamen.

El nuevo capítulo se suma a lo que ya venía de antes. Un amplio rango de artículos avaluados en 250.000 millones de dólares anuales viene pagando impuestos hasta del 25 por ciento por entrar a la nación del Tío Sam. La diferencia, según los expertos, es que ahora se verán afectadas aquellas categorías que tocan directamente el bolsillo de los consumidores.

Más allá de esos detalles, sin embargo, lo que preocupa es que la oleada de proteccionismo impacte con fuerza el ritmo de la economía mundial. Ese es el motivo por el cual los precios de las acciones en Wall Street cayeron y las cotizaciones del petróleo sufrieron un bajonazo superior al siete por ciento, ubicándose cerca de los 60 dólares por barril.

El peso colombiano sintió el coletazo. Aparte de que es previsible que en el clima actual los capitales se salgan de las economías emergentes, la posibilidad de una disminución en los ingresos por exportaciones golpea duramente a la moneda nacional.

Lo sucedido aumenta la incertidumbre y la volatilidad en los mercados, en medio de perspectivas más pesimistas. Trump cree que al elevar su apuesta, los chinos aceptarán ceder a sus exigencias en el plano comercial. El riesgo es que Pekín decida atrincherarse. En ese caso, todo el planeta pagaría los platos rotos de una guerra que acaba de intensificarse.

Your email address will not be published.